Ford Mustang GTT

El Ford Mustang GT que quería ser un Ford GT 40

En salones como el SEMA 2016 de tuning es necesario separar el grano de la paja y en este sentido una de las preparaciones más llamativas que se presentan estos días en Las Vegas es el Ford Mustang GTT. Con la base del Ford Mustang GT el preparador Zero to 60 Designs ha asemejado en la medida de lo posible el muscle car al Ford GT actual.

Ford Mustang GTT, diseño diferencial
Ford Mustang GTT, diseño diferencial

El kit aerodinámico es completo, afectando a los deflectores del frontal, el capó con tomas de aire adicionales, los faldones laterales, el enorme difusor trasero o el spoiler trasero integrado en la ensanchada carrocería. Otro elemento que le da mucha personalidad a la preparación son las ópticas traseras dobles, que son las que se miran especialmente en el Ford GT.

Como buena preparación del Mustang GT no se ha renunciado tampoco a aportar un extra importante de potencia. Gracias a un compresor de ProCharger, un sistema de escape Magnaflow que acaba en una salida doble centrada y la recalibración de la centralita SCT Performance el coche da más de 800 CV en el banco de potencia.

Más de 800 CV de potencia
Más de 800 CV de potencia

No todo es diseño y potencia, ya que Zero to 60 Designs ha contado con la colaboración de Eibach para introducir la suspensión Pro-Street-S, con Brembo para los frenos y con Pirelli para los neumáticos de altas prestaciones.

Un resultado desde luego llamativo sin caer en la excentricidad.

FOTOS: Ford Mustang GTT

Ir a la galería completa (11 fotos) 

Sobre Sergio Cobo

Periodista, futbolero y mercenario de la prosa, su debilidad es la competición y así lo transmite en sus textos. Prestad atención a sus tremendos seguimientos de las carreras, remembers de videojuegos sobre coches y encuestas de actualidad. Es un sabueso de las noticias y el community-manager de Mascoche.net, el rey de Facebook y Twitter.

Mira también...

Ford Escort MK2 de rallies

Frank Kelly, locuras con un Ford Escort MK2 de rallies

El piloto irlandés de rallies Frank Kelly no es el mejor piloto del mundo, pero sale a competir con la mente puesta en disfrutar de su Ford Escort MK2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *