Goodyear Wrangler AT/SA

Prueba: Neumáticos Goodyear Wrangler AT/SA

Texto: L.H.D.T. / Fotos: David Herranz

Los vehículos de organización del Panda Raid tienen que estar a la altura de las circunstancias y preparados para una travesía de más de 4.000 km, con cambios constantes de superficie y de condiciones meteorológicas. Y así es como nos decantamos a probar los neumáticos Goodyear Wrangler AT/SA en el Volkswagen Amarok de la organización (ver prueba Volkswagen Amarok).

Goodyear Wrangler AT/SA
Goodyear Wrangler AT/SA

En parte de los kilómetros de la travesía, en firmes más o menos rotos, pero asfaltados al fin y al cabo, el comportamiento es excelente. Sin embargo, este punto no es loable, pues muchos neumáticos cumplen a la perfección con su cometido sobre asfalto: confort de marcha y sonoridad más que contenida. Donde de verdad queríamos notar la diferencia era en terrenos más complicados: pedregales, dunas -con arena, mucha arena- y en zonas embarradas.

Una de las características más importante de estos neumáticos es la elevada resistencia, tanto a cortes como a pinchazos. En 4.000 km no hemos registrado ninguna incidencia relativa a este aspecto y eso que los terrenos a los que hemos enfrentado estas gomas son, cuanto menos, complicadísimos. La tecnología SilentArmor de Goodyear, junto con las dos capas de DuPont Kevlar que forman la cubierta de los Wrangler AT/AS, es la máxima responsable de este resultado. De hecho, los componentes con los que están fabricados los neumáticos resultan ser un material cinco veces más fuerte que el acero.

Muy buen comportamiento en arena
Muy buen comportamiento en arena

Quienes hayan conducido sobre dunas saben que bajando las presiones de las ruedas se consigue una mayor superficie de contacto con el suelo y mejor tracción en determinadas situaciones. Eso sí, mientras se reduce la presión -en ocasiones se llega a circular prácticamente sin aire, apenas a 0,8 bares de presión-, los neumáticos sufren muchísimo y hay que decelerar todo lo posible y evitar, sobre todo, los giros de la rueda que podrían dañar definitivamente los neumáticos. Las capas que refuerzan las paredes laterales de las gomas permiten un uso intensivo sin tener que lamentar pérdidas en la eficacia de agarre, ni daños apreciables en las llantas.

Esa eficacia que se manifiesta en arena, se repite en asfalto como ya hemos comentado, cuando las presiones son las “normales”, en torno a 2,2 bares. Y si interesante es el comportamiento en asfalto seco, todavía lo es más en asfalto mojado. La banda de rodadura de los Wrangler AT/SA dispone de láminas de alta densidad con bordes de ataque adicionales con el objetivo clave de mejorar el agarre sobre superficies ligeramente húmedas o mojadas abundantemente. Gracias a este agarre, la sensación de seguridad a bordo del vehículo, aún en las circunstancias más comprometidas, resulta óptima y confiere confianza al volante, imprescindible para disfrutar de la aventura. Según nos asegura Goodyear, la nueva generación de estos neumáticos consigue una reducción en la distancia de frenado del 15 % en suelo mojado respecto al neumático de la anterior generación.

El barro es su punto más flojo
El barro es su punto más flojo

Enfrentarse a jornadas con diversas condiciones atmosféricas no es nada nuevo en las tierras marroquíes por las que transcurre el Panda Raid. Y los neumáticos del Volkswagen Amarok se han adaptado a la perfección a todas las circunstancias: por la mañana, camino pedregoso en el que los neumáticos no han sufrido cortes o pinchazos; y por la tarde, aventura de barro sin complicaciones en pistas que en las horas previas abundaba la arena. Para controlar las zonas embarradas, los ingenieros de Goodyear han trabajado en una banda de rodadura que evacúe rápidamente el lodo, con el fin de conseguir mayor tracción. Además, la mezcla de compuestos poliméricos permite una mejora del rendimiento fuera de la carretera en general, y en superficies embarradas en particular.

Por si fuera poco, los neumáticos de Goodyear ayudan a proteger el medio ambiente de dos formas principalmente. Por una parte, al tener mayor vida útil, se utilizan menos unidades durante el historial de un vehículo y, por tanto, se usan menos recursos naturales; por otra parte, su diseño permite una reducción en el consumo de combustible, lo que redunda en el bolsillo del propietario y en el no menos importante bolsillo del planeta, que se ahorra miles de kilogramos de emisiones contaminantes a la atmósfera.

En pleno desierto con los neumáticos Goodyear
En pleno desierto con los neumáticos Goodyear

La seguridad está garantizada con los neumáticos Goodyear: los flancos reforzados permiten una distribución uniforme de la presión y un apoyo óptimo de la banda de rodadura, lo que evita deformaciones en la cubierta y riesgos posteriores de reventón o de los fatídicos desprendimientos de banda de rodadura.

En definitiva, unos neumáticos muy útiles, eficientes y eficaces para afrontar aventuras en los más diversos parajes. Para muestra, los miles de kilómetros recorridos como vehículo de la organización durante el último Panda Raid… y, el año que viene, más.

Arena: Estamos convencidos de que, aunque Goodyear no lo declare abiertamente, estos neumáticos están hechos por y para la arena. Su comportamiento en este medio es poco menos que excepcional. El agarre y la tracción de las gomas están por encima de cualquier discusión. Un diez para nuestros Wrangler AT/SA en este medio.

Piedras: Los terrenos abruptos no son problema para los Wrangler AT/SA de Goodyear. Se defienden perfectamente tanto sobre piedra suelta, como en terrenos con respetables moles pétreas. Estos neumáticos unidos a la fuerza “bruta” del Volkswagen Amarok hacen un tándem muy destacable frente a las pistas (o fuera de pistas) pedregosas.

Agua: Nos ha llamado poderosamente la atención el buen comportamiento en mojado de estos neumáticos, ya sean en carreteras “razonablemente” asfaltadas o rotas del vecino Marruecos. La sensación de confianza que transmiten se confirma después de más de 4.000 km en variopintos terrenos sin sustos en ninguno de ellos.

Barro: Quizás el terreno para el que menos están preparados los Wrangler AT/SA sea el barro. Ello no significa que hayamos encontrado un comportamiento negativo, sino que, de todas las superficies en las que hemos probado estos neumáticos, éste es la que menos calificación tenemos que ponerle. Eso sí, hay que tener en cuenta que los barrizales que nos encontramos en nuestra ruta eran casi, casi arenas movedizas. De todas formas, si necesitas para tu vehículo un neumático que cubra el expediente también en barro, siempre puedes adquirir la versión inmediatamente superior de este Wrangler AT/SA, el AT/SA+.

Ficha técnica

Marca: Goodyear
Modelo: Wrangler AT/SA
Medidas: 245/70R16C 111/109T
Duración de la prueba: 8.000 km

Vida útil restante aprox: 22.000 km
Presiones de uso: 0,8 – 1,5 en pistas de arena y 2,2 en asfalto y tierra compacta

Sobre David Herranz

Mira también...

Bridgestone DriveGuard

Prueba: Neumáticos Bridgestone DriveGuard

Asistimos a la presentación de los nuevos neumáticos que permiten rodar pinchados, los Bridgestone DriveGuard. ¿Y qué mejor prueba que rodar con uno pinchado y sin nada de presión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *