Prueba: Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic 2012

La tercera generación del Mercedes-Benz ML es más alto, ancho y más largo. Mejora su comportamiento en asfalto y empeora un poco fuera de él, pero puede disponer de reductora así que se engloba dentro del segmento de los todoterreno.

Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic
Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic
Calcula el mejor seguro para tu coche aquí: Comparador de seguros de coche.

Exteriormente deja claro que lo suyo es el lujo y no sólo por el diseño, también por la calidad de acabados, la cantidad de nervaduras de su carrocería o las uniones entre las distintas piezas. Es grande, mide 4,80 metros de largo por 1,92 de ancho y 1,79 de alto, pero está bien proporcionado y no parece una ‘mole rodante’.

Interior y equipamiento del Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic

Por dentro es muy amplio, aunque no esperábamos menos dadas sus dimensiones. Las plazas delanteras cuentan con dos grandes asientos separados por una ancha consola con dos reposabrazos individuales, el mando de la pantalla multifunción y los de la suspensión neumática opcional. Los asientos tienen ajuste eléctrico y la postura de conducción es fácilmente adaptable al gusto de cada conductor, ya que el volante también tiene amplias regulaciones en altura y profundidad.

Amplitud y calidad de materiales
Amplitud y calidad de materiales

Como es habitual en Mercedes-Benz, el volante tiene un diámetro generoso (aunque en esta ocasión no es exagerado) y está situado bastante vertical. Hay dos palancas en la columna de la dirección, la derecha es el selector del cambio automático y la izquierda controla las los limpiaparabrisas además de las funciones clásicas de las luces. En el Clase M (y en los últimos modelos de Mercedes) esta palanca está más alta de lo que acostumbraba Mercedes y la del regulador/limitador de velocidad está debajo (una posición más lógica que la antigua).

El interior es elegante y un poco sobrio, pero denota calidad en cada rincón. El cuadro de instrumentos es completísimo y tiene una lectura muy clara a pesar de mostrar mucha información. El salpicadero es de plástico blando pero puede estar tapizado de cuero y las inserciones que nuestra unidad tiene en símil aluminio, pueden ser de diversos materiales y colores.

Pasamos a las plazas traseras, donde encontramos mucho espacio disponible. El suelo es prácticamente plano y, aunque la plaza central es más estrecha, en la parte de atrás del ML pueden viajar tres adultos con comodidad.

Maletero de 690 litros
Maletero de 690 litros

El maletero tiene una capacidad de 690 litros contando con el espacio donde debería ir la rueda de repuesto. No hay y en su lugar se sitúa un kit antipinchazos. Se ha convertido en algo normal y para rodar por asfalto puede ser ‘perdonable’, pero yo no me metería en campo sin una buena rueda de repuesto y para eso necesitas montar un kit y llevarla por detrás del portón trasero. Volvamos al maletero. Además de grande tiene una superficie de carga muy grande y baja, formas rectas que facilitan su aprovechamiento, ganchos portabolsas, anillas para sujetar la carga y los respaldos de los asientos traseros se abaten al 40:60 para transportar objetos voluminosos. Todo bien, salvo que la cortinilla que cubre la carga no tiene guías y resulta incómodo, un detalle inesperado en un vehículo de 66.000 euros.

El equipamiento de serie en cuestión de seguridad es muy completo y se puede ampliar con asistentes opcionales como la visión nocturna con reconocimiento de peatones, la alerta de cambio involuntario de carril, el aviso de vehículo situado en el ángulo muerto o el reconocimiento de señales de tráfico. El sistema de alerta por cansancio es de serie.

En cuanto al equipamiento de confort no es escaso, pero sí que hay detalles que encontramos en coches generalistas y que en el segmento premium toca pagar aparte.  ¿Un ejemplo? Los sensores de aparcamiento, que además vienen integrados en dos paquetes, por 1.070 euros tienes el paquete de ayuda activa para aparcar o por 2.017 el paquete de aparcamiento con cámara de 360 grados. La lista de opciones es larga y permite equipar al ML con ‘chuches’ como el Comand Online APS, con el que te conectas a internet para realizar multitud de funciones, hasta para usar el Facebook.

Motor, prestaciones y consumo del Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic

No te lleves a engaño por el nombre, el motor de este Mercedes-Benz ML es diésel lo que pasa es que ya no se denominan CDI, sino BlueTEC porque se utiliza el aditivo AdBlue para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno. Este aditivo es una solución acuosa de urea que se inyecta en una proporción muy reducida en los gases de escape. Para su almacenamiento cuenta con un depósito con algo más de 25 litros con la boca de llenado situada junto a la del depósito de gasoil. Si el depósito se vacía el coche no funciona, se bloquea, pero tiene una autonomía aproximada de 25.000 kms y avisa con mucho tiempo de antelación. Lo normal es que el propietario no lo rellene nunca y que esta operación sea parte del mantenimiento regular del coche.

Pero vamos al motor, que es una auténtica maravilla. Se trata de un seis cilindros en V de tres litros con una suavidad y un sonido que engaña a cualquiera y hace creer que se alimenta de gasolina. Tiene inyección directa, common-rail, turbo y cuatro válvulas por cilindro. Desarrolla 258 CV a 3.600 vueltas y da un par máximo de, atención al dato, 620 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm. Con semejante cifra de par nadie podrá extrañarse si decimos que no tiene problema para mover sus 2.175 kilos de peso.

El motor derrocha potencia y par, además de suavidad
El motor derrocha potencia y par, además de suavidad

La caja de cambios es automática  (convertidor de par) de siete velocidades con el selector en la columna de la dirección y levas tras el volante. Pero curiosamente no tiene un modo secuencial como tal si no cuenta con el paquete ON&OFFROAD (2.888 €) que incluye un modo M. Sin este paquete es un limitador de la marcha más larga, es decir, con las levas subimos o bajamos la marcha más alta en la que funcionará el cambio, podemos seleccionar que no pase de 4ª por ejemplo, pero no ir cambiando manualmente de una marcha a otra.

La tracción total 4MATIC carece de diferencial central y para transmitir potencia al eje delantero se recurre a un embrague multidisco. Por el camino también se ha perdido el autoblocante trasero y la reductora pasa a ser opcional. La asfaltización de los todoterrenos y todocaminos tiene estas cosas y en cierta parte es lógico, la mayoría de estos coches no sale en su vida del asfalto.

Acelera de 0 a 100 en 7,4 segundos (a pesar de su tonelaje), alcanza una velocidad máxima de 224 Km/h y tiene un consumo medio homologado de 6,8 litros a los cien. Nadie se va a extrañar si digo que el registro en nuestra prueba de consumo real ha sido mayor, pero sí puede sorprender que un enorme ‘mastodonte’ como éste se conforme con sólo 9’5 litros de gasoil cada cien kilómetros. Hablamos de un coche muy alto que supera las dos toneladas de peso y va calzado con unos neumáticos enormes. Buena cifra para este Mercedes.

Prueba dinámica del Mercedes-Benz ML 350 BlueTEC 4Matic

Nos subimos al ML y digo “subimos” porque es alto y hay que subir literalmente para acceder al habitáculo. No significa un problema porque no es excesivo, pero si el coche está sucio lo más normal es que nos manchemos los bajos de los pantalones por mucho cuidado que tengamos, sobre todo al bajar. ¿El motivo? Que las puertas no envuelven la talonera que sobresale mucho y es difícil librarlas al bajar del coche.

Jugando con los charcos y el Mercedes ML
Jugando con los charcos y el Mercedes ML

Nos ponemos en marcha. El sonido del motor, la ausencia total de vibraciones y el aislamiento acústico dejan patente por qué el ML supera los 60.000 euros. Pero es que además el propulsor es impresionante, empuja desde muy, muy abajo con contundencia y no flaquea hasta la parte alta del cuentavueltas. Con una programación que apostase menos por el consumo, podría ahorrarle infinidad de trabajo a la caja de cambios.

En ciudad este grandullón no se encuentra especialmente cómodo (pero sí sus ocupantes) y merece la pena gastarse esos 2.000 euros para contar con las cámaras de visión de 360 grados y facilitarnos las maniobras.

Salimos a carretera. Nuestra unidad cuenta con suspensión neumática opcional, no es especialmente blanda y permite que el coche apoye con seguridad en las curvas con pequeñas inclinaciones de la carrocería y sin que flaquee el buen tacto de la dirección en pleno apoyo. Quizá la comodidad se resiente un poco (más aún con las llantas opcionales de 19” de nuestra unidad), pero dinámicamente ha mejorado con respecto al modelo anterior. Sin embargo en autopistas y autovías tiene una ligera oscilación lateral de la carrocería que le resta precisión, hace que las personas propensas al mareo puedan encontrarse incómodas y hace más patente que estamos ante un coche muy grande y alto que supera las dos toneladas de peso.

Buen comportamiento dinámico en asfalto
Buen comportamiento dinámico en asfalto

Y es curioso, porque cuando nos ponemos ‘el machete entre los dientes’ parece que muchos de sus kilos desaparecen. Vale, sí, tiene inercias, pero se agarra mucho, balancea poco y el límite está muy alto. Incluso cuando lo sobrepasas su avanzado control de estabilidad es capaz de mantener las cosas en su sitio sin que te enteres si no estás pendiente de la lucecita que parpadea en el cuadro de instrumentos.

¿No te lo crees? Pues te cuento una anécdota que nos sucedió cuando estábamos haciendo la sesión de fotos del ML. Verás que hay fotos en asfalto en las que el coche sale haciendo unos apoyos fuertes, ya te aviso que hay que ir deprisa para que el ML se incline como en la foto número 4 y los neumáticos de perfil bajo se deformen así.  Fíjate en la foto 5, además hay un poco de gravilla suelta y mucha más amontonada en los márgenes de la calzada. Pues bien, para conseguir hacer fotos como la número 6, yo estaba semi-tumbado en mitad de la carretera y mi compañero Raúl tenía que pasar por el exterior de la curva más abierto de lo que marcaría la trazada normal. No creas que las fotos se hacen a la primera (ojalá), y en una de las pasadas entró más abierto todavía pasando primero las dos ruedas exteriores sobre la gravilla suelta y, posteriormente, sobre hierba mojada. ¿Y qué pasó? Nada. Absolutamente nada. El ML siguió la trayectoria marcada por el volante sin movimientos extraños a pesar de rozar el 1,80 de altura y llevar la mayor parte de sus dos toneladas de peso apoyados sobre hierba mojada. Se encendió el testigo de actuación del control de estabilidad en el cuadro de instrumentos, nada más. Con otros muchos coches más pequeños, ligeros e incluso más bajitos que el ML esto habría acabado, como mínimo, en un trompo espectacular, pero claro, tampoco se habría dado la situación porque no habría transmitido la confianza necesaria como para poder provocarla. Esto, claramente, indica por qué este coche supera los 66.000 euros.

La opinión del probador

Grande, bueno y caroCreo que los todocaminos y todoterrenos grandes de lujo son de los vehículos que menos se parecen a mi concepto de coche ideal. Pero son el objeto de deseo de muchísimos conductores y no conductores, están de moda y representan un estatus económico. El Mercedes ML lo hace a la perfección y fue todo un éxito de ventas en su primera generación, un todoterreno con estética menos agresiva, con clase, cómodo pero apto para salir fuera de carretera. Claro que la película Jurassic Park también le ayudó en su salto a la fama, pero hay que reconocer que era bonito. Ahora es mucho más grande y, sin embrago, ha mejorado mucho dinámicamente. A los que les gustan estos coches no creo que les defraude en ningún  aspecto y menos con el brillante motor 350 BlueTEC.

Competidores del Mercedes-Benz ML

GALERÍA DE FOTOS MERCEDES-BENZ ML 350 BLUETEC 4MATIC 2012

Sobre Mascoche.net

Mascoche.net, tu web de coches.

Mira también...

Mitsubishi Outlander diésel 2017

Probamos el Mitsubishi Outlander diésel 2WD, ¿hasta el fin del mundo?

Nos vamos de ruta por campo y carretera con el Mitsubishi Outlander diésel de 150 CV 2WD. Un todocamino que no te lleva al fin del mundo pero es divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *