Prueba: Mercedes-Benz A 180 CDi 7G-DCT

Poco o nada tiene que ver la última generación del Clase A con el modelo al que sustituye, ha pasado de ser un monovolumen pequeño a un compacto puro y duro de líneas deportivas. Un ataque directo al Audi A3 y el BMW Serie 1, sus grandes rivales.

Mercedes-Benz A 180 CDi 7G-DCT
Mercedes-Benz A 180 CDi 7G-DCT
Calcula el mejor seguro para tu coche aquí: Comparador de seguros de coche.

Y las cifras de ventas están respaldando el cambio de concepto del Clase A. Es innegable que exteriormente derrocha fuerza, clase y deportividad (con los paquetes estéticos deportivos es tremendo). Se iguala en dimensiones con sus rivales, lo que significa un crecimiento con respecto al antiguo Clase A, pero en el interior no encontramos más espacio. Veámoslo.

Interior y equipamiento del Mercedes-Benz A 180 CDi

Para empezar hay que tener en cuenta que estamos ante un compacto de casi 29.000 € (nuestra unidad tiene un precio con opciones de 34.450 €). Así que debemos calificarlo en función de lo que cuesta y no dar por buenos ciertos detalles que sí podríamos pasar por alto en coches más económicos. Piensa que con lo que vale este Clase A puedes comprarte dos coches de tamaño y potencia similar sin necesidad de ir a un ‘low-cost’.

Salpicadero atractivo y elegante
Salpicadero atractivo y elegante

Vamos allá. Si te gusta el Clase A por fuera, por dentro no te va a defraudar. El salpicadero es muy parecido al del Mercedes Clase B, con grandes dosis de estilo y calidad. Predomina el color negro, pero los materiales y acabados se encuentran a la altura, y los detalles en aluminio suman muchos puntos positivos (los aireadores me parecen sencillamente encantadores). Sólo podemos achacar la utilización de un plástico negro mate en algunos puntos que parece que puede arañarse con cierta facilidad. Cuadro de instrumentos muy completo y con diseño deportivo (esferas de fondo blanco) y un volante de tres radios tapizado en cuero y con inserciones de aluminio que, por una vez en Mercedes, no resulta excesivamente grande (aunque no es de los más pequeños).

La postura de conducción cuenta con muchas regulaciones y además son amplias. La banqueta se puede bajar mucho pero aun así, con 1,85 metros de estatura y con el techo panorámico opcional, me roza la cabeza con el techo. Los asientos de esta versión son de corte deportivo, con los reposacabezas integrados en el respaldo. Sujetan bien el cuerpo en carreteras de curvas y, en mi caso, no me ha parecido un problema la falta de regulación de los reposacabezas.

La distribución de los mandos es la típica de Mercedes, aunque en sus últimos modelos han subido un poco la palanca izquierda de la columna de la dirección y ya no hay que ir a buscarla ‘ahí abajo’ ni conectas el control de velocidad al equivocarte de palanca en los modelos que así lo llevan como pasaba antes al dar el intermitente. Otro detalle curioso es que lleva freno de mano eléctrico. Es algo ya muy común, pero sorprende encontrarlo en el pequeño de la marca y tener que luchar con el freno de estacionamiento de pie en otros Mercedes mucho más grandes y caros.

El espacio en las plazas delanteras no es especialmente amplio. No es agobiante porque el salpicadero tampoco invade nuestro ‘espacio vital’ pero tampoco destaca por su amplitud. En las plazas traseras pasa lo mismo, un adulto de 1,85 va bien, pero la sensación es de ir un poco encajonado. Quizá por la escasa superficie acristalada o por las prominentes formas de los asientos (bueno en curvas, malo si van tres atrás).

Le falta un poco de anchura
Le falta un poco de anchura

Y el maletero no es de los más grandes, tiene una capacidad de 341 litros, que no está nada mal, y con formas planas para aprovecharlo al máximo. Pero la boca de carga es estrecha y la anchura disponible en su interior es mejorable. Los respaldos se abaten al 40:60 y crean una pequeña rampa ascendente, no consiguen una superficie totalmente plana. El hueco portaesquíes que puedes ver en las fotos es opcional (220 €).

Y sí, el nuevo Clase A cuenta con un equipamiento interesante, incluso mejor que el de algunos de sus rivales, pero con algunos detalles que quedan para la lista de opciones que en modelos generalistas forman parte del equipamiento de serie. En cualquier caso, hasta el más básico cuenta con elementos tan interesantes como el sistema de alerta por cansancio del conductor, sistema de advertencia de colisiones, avisador de pérdida de presión de los neumáticos, conexión USB y AUX, volante multifunción, ordenador de a bordo, etc. Pero echamos en falta un control de velocidad o un climatizador automático dual (viene con aire acondicionado normal), elementos muy comunes y que en este caso hay que pasar por caja para poder disfrutarlos.

Motor, prestaciones y consumo del Mercedes-Benz A 180 CDi 7G-DCT

Ojo al dato, aunque lo parezca no estamos ante la motorización diésel más pequeña del Clase A, hay otra más pequeña (un 1.5) de origen Renault con la misma potencia, pero queda reservada para el cambio manual. El automático monta un 1.8 de cuatro cilindros, inyección directa con common-rail y turbo de geometría variable que también desarrolla 109 CV, en este caso lo hace entre 3.200 y 4.600 rpm. El par motor máximo es de 250 Nm entre 1.400 y 2.800 vueltas.

Motor más grande para versiones automáticas
Motor más grande para versiones automáticas

En un motor con un empuje muy constante, pero no muy impactante. Promete consumos ajustados y prestaciones suficientes. En combinación con la caja de cambios automática de doble embrague acelera de 0 a 100 en 10,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 Km/h.  Como puedes ver son cifras discretas y parte de la culpa la tiene su peso elevado, 1.475 kilos que pasan factura también en el apartado dinámico.

El cambio tiene un funcionamiento muy bueno, es rápido en modo automático y también en manual (tiene levas tras el volante). Permite hacer las maniobras más comunes sin sobresaltos y sale sin retardos desde parado. Tiene tres modos de funcionamiento, económico y deportivo (automáticos) y manual.

El consumo medio homologado es de 4,1 litros a los cien, una cifra más que interesante y que no dista mucho de la obtenida en nuestra prueba de consumo real, de sólo 5,4 litros a los cien.

Prueba dinámica del Mercedes-Benz A 180 CDi 7G-DCT

El Clase A es un gran coche pero nos ha dejado con ganas de más, y no sólo me refiero a la potencia de su motor. Sí, 109 CV no son muchos pero deberían ser suficientes para los que buscan un coche con unos consumos ajustados y practican una conducción tranquila. Así es y además el 1.8 hace gala de un empuje constante en casi toda su banda útil de revoluciones… Pero un empuje un tanto pobre. No queremos grandes prestaciones, pero sí una respuesta al acelerador más inmediata y mayor aceleración para realizar adelantamientos en menos metros. Pero claro, con casi una tonelada y media de peso, no podemos pedirle más a este motor. En cualquier caso si eres tranquilo al volante, el A 180 colmará tus necesidades.

Comportamiento dinámico de nivel, pero resulta un poco torpe
Comportamiento dinámico de nivel, pero resulta un poco torpe

En ciudad descubrimos un Mercedes que suena a tractor y esto no le pega nada a un coche de esta categoría. La mecánica ‘canta’ de lo lindo y la insonorización no se ha trabajado convenientemente. Llega más ruido mecánico del deseado al habitáculo, no es que tengas que gritar para mantener una conversación, pero para nada está compensado con su precio. Ya que lo pagas, mejor ‘soltar’ 200 ó 300 euros más y que tenga una insonorización mejor ¿no? No creo que nadie elija otro coche por esa diferencia de precio y yo sí elegiría otro por una rumorosidad mecánica menor.

La visibilidad tampoco es uno de sus puntos fuertes. Las formas de la carrocería y la escasa superficie acristalada no ayudan y si encima eres alto, el retrovisor interior también te estorbará un poco.

Salimos a rodar por autovías y autopistas. Aquí el problema del ruido mecánico pasa a un segundo plano, se reduce mucho aunque no es de los más silenciosos. Pero aparece un ruido aerodinámico y de rodadura que tampoco es grave pero que no esperas en un coche de su categoría. Eso sí, el Clase A es muy cómodo y transmite una sensación de seguridad rodando a alta velocidad como pocos (o ningún) compactos. Aplomo total, da la sensación de conducir un coche de mayor tamaño, una dirección precisa y unas suspensiones que, si bien mantienen unas cotas de confort elevadas, no dejan que la carrocería tenga ni un solo movimiento indeseado. En estas carreteras es donde menos se echan en falta más caballos, sólo en cuestas arriba pronunciadas y poco más. Eso sí, a cambio puedes hacerte un viaje muuuy largo sin pisar la gasolinera.

Llegamos a nuestro tramo de curvas de prueba. Aquí sí faltan caballos para divertirse un poco y también le falta agilidad. El coche tiene un comportamiento muy noble y es muy seguro. Puedes hasta frenar en pleno apoyo que no te va a asustar, tremendo. Pero le cuestan los cambios rápidos de dirección y sus kilos pasan factura. Le cuesta salir de las curvas, hay que frenar con ganas para sujetar su masa y tiene tendencia a seguir recto. Una vez metido en la curva todo va bien, pero no elegiría este coche si en mi recorrido diario hubiese 10 curvas enlazadas.

La opinión del probador

Deseando probar un gasolina con más CV's
Deseando probar un gasolina con más caballos

Tacto Mercedes pero dulcificado y con alguna carencia: Muy aplomado, seguro, cómodo, etc. Pero un poco torpe, escaso de potencia para mi gusto y, en este caso, ruidoso. No entiendo que me roce la cabeza con el techo en un coche alemán y podían haber trabajado un poco más para conseguir arañar unos centímetros de anchura más en el maletero.

Por otra parte me parece un coche bonito, elegante, deportivo y, hasta cierto punto exclusivo. Digo hasta cierto punto porque ya se empiezan a ver demasiados por la calle. No presto excesiva atención al diseño de los interiores (lo hago por mi trabajo, pero personalmente no me condiciona), aunque he de reconocer que a los mandos del Clase A te sientes todavía más a gusto precisamente por lo chulo que es por dentro.

Ah, y si eres de los que juegan a hacer consumos, aquí tienes un juguete ideal, gasta poquísimo y estoy seguro de que si te lo propones, se pueden hacer consumos de cuatro litros a los cien.

Competidores del Mercedes-Benz Clase A

GALERÍA DE FOTOS MERCEDES-BENZ CLASE A

Sobre Mascoche.net

Mascoche.net, tu web de coches.

Mira también...

Mazda CX-3 gasolina 2.0l 120 CV

Probamos el Mazda CX-3 de gasolina, ¿un urbano o algo más?

Nos ponemos al volante del Mazda CX-3 con el motor de gasolina de 120 CV, tracción delantera y cambio manual. Un todocamino urbano que entra por los ojos pero, ¿sirve para un viaje en familia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *