Prueba: Lexus CT 200h Plus

Lexus se apunta al segmento de los compactos premium con el CT 200h, un híbrido con el grupo propulsor del Toyota Prius para los que buscan un coche ecológico y de cierto status.

Lexus CT 200h
Lexus CT 200h

Estética elegante pero con un toque deportivo poco común entre los híbridos, este compacto no busca diferenciarse a gritos y anunciar su ecología. El que no lo conozca ni será consciente de su complejo propulsor a no ser que lea los anagramas. Lo que sí muestra es un diseño logrado y transmitir una sensación de calidad por el cuidado trabajo de su carrocería.

Interior y equipamiento Lexus CT 200h

El interior del Lexus CT 200h también nos envuelve en una atmósfera de “coche caro”. El cuero, los cromados y la calidad de los plásticos empleados consiguen un efecto de calidad que no es fácil conseguir.

El volante se regula en altura y profundidad, la postura de conducción es correcta y los conductores altos no tendrán problemas de espacio en este Lexus.

Maletero con doble fondo
Maletero con doble fondo

Los asientos delanteros son muy cómodos, la tapicería de cuero está microperforada para favorecer la traspiración pero no tienen regulación lumbar. El espacio para las plazas traseras es más estrecho de lo normal y es la plaza central la que paga el pato, es muy pequeña y hace complicado alojar a tres adultos. Las dos plazas laterales sí son normales, incluso amplias, hay espacio suficiente para dos adultos de 1,80 metros de estatura.

El maletero tiene truco, la capacidad total es de 375 litros, una cifra más que buena para un compacto que debe alojar las grandes baterías de su sistema híbrido. Pero 100 de esos litros se encuentran en un doble fondo y las formas de este hueco lo hacen poco aprovechable. Los 275 litros restantes sí que tienen formas planas que facilitan su aprovechamiento.

La versión probada del CT 200h recibe la denominación Plus y es la más equipada. Poco puedes echar en falta salvo lo que no puede equipar ni como opción (asiento del conductor con regulación eléctrica, faros de Xenón, control de presión de neumáticos…). Tiene navegador de serie, un completo ordenador de a bordo, asientos delanteros calefactados, climatizador dual, cámara de visión trasera, etc. Además hay que destacar el mando Remote Touch Control que es una especie de ratón situado en la consola central con el que podemos manejar de forma muy intuitiva las funciones de la pantalla multifunción.

Sin embargo encontramos detalles que no nos cuadran dado el equipamiento y nivel de este coche. Los elevalunas son eléctricos, pero la función Auto sólo está disponible en el del conductor o, por ejemplo, no tiene intermitente “de un toque”, que realiza tres intermitencias con una pulsación breve.

Motor, prestaciones y consumo del Lexus CT 200h

El grupo propulsor del CT 200h está compuesto por un motor de gasolina de ciclo Atkinson y un motor eléctrico. El motor térmico se encarga de mover el coche y generar energía para las baterías, el eléctrico actúa como propulsor y como generador en las reducciones, pero además tiene otro generados más (éste no propulsa).

Gráfico de cómo recarga la batería en retenciones
Gráfico de cómo recarga la batería en retenciones

El motor de gasolina es un 1.8 litros que desarrolla una potencia máxima de 99 CV, el eléctrico genera 82 CV y la potencia máxima conjunta es de 136 CV. Si algo hay que destacar de este motor es su suavidad, pero por prestaciones no iguala a un motor de gasolina o diésel equivalente.

La caja de cambios es de variador continuo, esto acentúa la suavidad pero resta placer de conducción. Las revoluciones del motor no van en relación directa con la velocidad del coche, además suele mantener regímenes elevados en carretera y la sonoridad es notable.

Acelera de 0 a 100 en 10,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 Km/h. Las prestaciones no son muy brillantes y parecen no encajar con la estética del vehículo, pero hay que tener claro que el CT 200h es un híbrido que da lo mejor de sí en recorridos urbanos.

El consumo medio homologado es de 4,1 litros a los cien. En nuestra prueba de consumo el registro fue de 5,8 litros, más de lo esperado sobre todo en carretera, donde la cifra es mayor que en ciudad y llega a los 6,2 litros a los cien. Aun así la cifra es buena y hay que buscar motores diésel para lograr bajar esos registros, los gasolina gastan más.

Comportamiento dinámico Lexus CT 200h

El comportamiento dinámico del Lexus CT 200h es muy superior al rendimiento de su mecánica. ¿Será que Lexus  piensa lanzar una motorización de más de 170 CV para este compacto? No estaría mal, seguro que el bastidor lo digiere sin problemas. Balancea poco, tiene un paso por curva rápido y seguro pero resulta que no es incómodo a pesar de la firmeza de sus suspensiones. Un poco seco en baches, pero nada grave.

Lexus CT 200h, más chasis que motor
Lexus CT 200h, más chasis que motor

La dirección tiene asistencia eléctrica pero transmite seguridad, no parece que flota en los apoyos y la estabilidad lineal es buena. Se echa en falta más potencia y una respuesta más directa del propulsor. Tiene tres modos de conducción, Normal, Eco y Sport. En Eco la respuesta al acelerador es más suave mientras que en Sport es más rápida, pero  las diferencias en consumo son inapreciables (fuera de ciudad) y en Sport no es precisamente deportivo. Un detalle curioso es que el indicador de energía de la parte izquierda del cuadro de instrumentos se transforma en un cuentarrevoluciones en modo Sport y la iluminación cambia a color rojo.

Tiene un modo totalmente eléctrico que permite circular unos teóricos dos kilómetros a menos de 50 Km/h. Nosotros no hemos logrado pasar del kilómetro y medio y sólo en dos de los múltiples intentos.

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Lexus CT 200h
Lexus CT 200h

Como híbrido para moverse por ciudad y alrededores, el Lexus CT 200h cumple. Por comportamiento dinámico va sobrado, así como de equipamiento y además es vistoso por dentro y por fuera. Te incita a conducir de manera económica pero aun así con un motor diésel de 1.6 litros y 110 CV pueden lograrse registros de consumo cercanos en ciudad y menores en carretera.

El tipo de cambio de este Lexus hace que en carretera tengamos la sensación de tener menos potencia disponible de la que en realidad hay. Además el motor sube a un régimen constante y elevado en las subidas o cuando necesitamos ganar velocidad y el sonido de la mecánica es elevado. Si a esto le sumamos que en carretera los consumos no son muy brillantes, hacen que este Lexus no sea un “coche para todo”.

GALERÍA DE FOTOS LEXUS CT 200H

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Hyundai i30 CW 2017

Conducimos el Hyundai i30 CW, un familiar compacto, seguro y con gran maletero

A la familia del Hyundai i30 se une ahora la versión familiar. Te desvelamos las claves del i30 Wagon y nuestras impresiones al volante de uno de los compactos con más maletero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *