20 septiembre, 2014

Prueba de contacto: Mitsubishi Outlander 220 DI-D Aut. 2012

(Madrid, España). Nos ponemos brevemente a los mandos del Mitsubishi Outlander con cambio automático, un todocamino amplio, cómodo, ágil y, en la versión Kaiteki, con muchísimo equipamiento. Ya está a la venta con descuentos por menos de 40.000 euros.

Mitsubishi Outlander 220 DI-D Kaiteki Aut. 2012

Mitsubishi Outlander 220 DI-D Kaiteki Aut. 2012

Nada nuevo bajo el sol, ya se comercializa desde hace unos meses el Outlander en versión Kaiteki con cambio automático, pero ahora hemos podido conducirlo. Y tampoco es nuevo su cambio automático, que vuelve al convertidor de par que ya montaba en 2007 tras su paso por un más deportivo cambio de doble embrague, que nos gustó y mucho por su preciso funcionamiento y facilidad a la hora de hacer maniobras. Pero el nuevo Outlander apuesta por la comodidad, y un convertidor de par es claramente más suave.

Te remito a la prueba de contacto Mitshibishi Outlander 2012 de mi compañera Sara porque coincido con ella plenamente en las apreciaciones generales del coche y me voy a centrar en la versión concreta que he probado.

Equipamiento Mitsubishi Outlander 220 DI-D Kaiteki Aut.

El Outlander en nieve

El Outlander en nieve

La versión Kaiteki es la más equipada de la gama Outlander. La más básica poco tiene de básico porque ya va ‘armada hasta los dientes’, con control de crucero, sensores de aparcamiento traseros, climatizador dual, hill-holder (asistente de ayuda para salir en cuestas), sensores de lluvia y luces, Bluetooth, USB, retrovisores exteriores con plegado eléctrico, stop&start y un largo etcétera que hacen del Outlander Challenge una versión de acceso muy ‘potente’.

Por encima está la versión Motion, que añade la tracción integral All Wheel Control, tercera fila de asientos, faros de Xenón, acceso y arranque sin llave, cámara de visión trasera y equipo de sonido Rockford Fosgate.

Y finalmente la versión Kaiteki que se combina con la tracción integral y el cambio automático de 6 velocidades. Añade a la versión Motion el navegador, control de crucero adaptativo, alerta de cambio involuntario de carril, sistema de mitigación de colisión frontal, portón trasero eléctrico, techo solar, tapicería de cuero, asientos delanteros calefactables y asiento del conductor con regulación eléctrica. Con el Kaiteki poco o nada echarás de menos.

Prueba dinámica Mitsubishi Outlander 220 DI-D Kaiteki Aut.

El motor de este Mitsubishi es un 2.2 diésel que rinde 150 CV y 320 Nm de par motor, más que suficiente para mover con soltura los 1.610 kilos que arroja sobre la báscula en vacío.

El antiguo Outlander me gustaba (prueba Mitsubishi Outlander Mitsubishi Outlander 220 DI-D Mivec 177 CV 2011) y también tuve ocasión de probarlo con el cambio automático de doble embrague que también me gustó y mucho. Ahora el Outlander cambia de tercio y busca una mayor comodidad y placer de conducción, se nota hasta en su aspecto exterior, antes era agresivo y ahora es mucho más sencillo.

Mascoche.net con el Outlander automático

Mascoche.net con el Outlander automático

Pero es curioso, el nuevo Outlander es más cómodo y sin embargo la carrocería balancea menos, dinámicamente es muy superior a la generación anterior, a pesar de su imagen tímida puede rodar mucho más deprisa en carreteras de curvas sin descomponerse. El nuevo-antiguo cambio automático de convertidor de par ha recibido una actualización para adaptarse al carácter de esta generación. Sobre el papel me parecía algo terrible desechar el efectivo doble embrague de la generación anterior en favor de un cambio más tranquilo, pero después de haberlo conducido durante más de 100 kilómetros por diferentes tipos de carreteras, he de decir que para ser un convertidor de par tiene un comportamiento muy bueno. El patinamiento es muy limitado, lógicamente es más suave que un doble embrague y también más lento, pero te permite disfrutar de un tramo de curvas en modo secuencial actuando desde las grandes levas que tiene tras el volante. Eso sí, no busques el modo secuencial en la palanca del cambio porque no lo tiene, no es que sea necesario, pero llama la atención su ausencia.

No sólo es más ágil, también me ha parecido más silencioso que el modelo al que sustituye. Mantiene la característica postura de conducción de los todocamino y todoterreno Mitsubishi, asiento elevado que te permite ver el capot y volante pequeño y un poco bajo. Está bien y más pensando en salir fuera del asfalto. Hablando del volante… La dirección tiene un buen tacto, no la elegiría para un deportivo pero para un todocamino está bien y tiene precisión suficiente.

¿Y cuánto vale este coche? Pues aquí tienes los precios del Mitsubishi Outlander 2012 sin descuentos.

GALERÍA DE FOTOS MITSUBISHI OUTLANDER 2012

Acerca de Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.Campos obligatorios marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>