Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Probamos el Porsche Panamera Sport Turismo, ¿qué tiene de diferente?

Antes de que leas esta prueba del Porsche Panamera Sport Turismo, he de decirte que puedo leerte la mente… Sí, verás; me refiero a que sé perfectamente lo que se te viene a la cabeza cuando te hablan de coches familiares, potentes y de tracción total.

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Así que abre tu mente, porque un chico nuevo ha llegado al barrio. A mí desde luego, y después de haber probado esta carrocería ranchera del Panamera, me parece que al otro coche alemán de ensueño de todo padre de familia (sí, ese de los aros) le ha salido un más que duro rival.

Prueba de consumo del Porsche Panamera 4 E-Hybrid

¿Diferencias del Panamera Sport Turismo respecto a la berlina?

Para empezar: la trasera. Y es que la delantera de esta versión familiar es ‘clavada’ a la normal. Bueno, excepto por un detalle: el tamaño de los discos de freno. Son ligeramente más grandes que en el normal, para compensar el pequeño incremento de peso, que es de unos 30 kg extras.

Eso sí, de ahí hacia atrás todo ha cambiado, incluso por dentro, puesto que los asientos de los pasajeros traseros han sido totalmente rediseñados y cuentan con 5 mm más de espacio para la cabeza. De hecho la configuración ha cambiado: Porsche lo llama configuración 4+1, consiste en una consola central trasera más baja, que hace que el eventual pasajero del centro pueda ir cómodo. Aun así, la marca da la opción de adquirirlo también como un estricto cuatro plazas.

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

El nuevo portón, además de cambiar radicalmente la estética de este Panamera, añade una boca de carga algo más baja y hace que su maletero gane 50 litros extras de cubicaje. De esta forma su capacidad sube hasta los 520 litros y 1.390 l con los asientos traseros abatidos, que por cierto, puedes hacerlo en proporción 40:20:40. Ojo, porque esas cifras de espacio son para los de combustión, puesto que en el 4 e-Hybrid pierde algo de espacio debido a las baterías (425 l y 1.295 l respectivamente).

El portón de esta carrocería familiar estrena de forma inédita en Porsche el nuevo alerón retráctil. Así las cosas, incluso las versiones Turbo o Turbo S e-Hybrid abandonan ese aparatoso y a la vez espectacular alerón en tres piezas desplegable… Un detalle: el nuevo Porsche Cayenne 2018 también lo incorpora.

Fotos: Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Ir a la galería completa (16 fotos)

Pero al turrón, ¿cómo se comporta este Porsche Panamera familiar?

Los acabados interiores huelga decir que son absolutamente inmaculados. De hecho, dudo mucho que en cualquier otro vehículo, no hecho estrictamente a mano, se alcance dicha calidad. Todo es bonito a la vista, agradable al tacto y con atención por el detalle. Hasta las ventanillas eléctricas suben y bajan suave…

Tuvimos la ocasión de estrenarnos con el todopoderoso Porsche Panamera Turbo S e-Hybrid, con una potencia combinada entre el motor de combustión y el eléctrico de 680 CV, 850 Nm y un precio de acceso de más de 200.000 euros. En este caso solo pudimos realizar la prueba en un viaje por autovía pura y dura: desde luego el hábitat natural de un coche como este.

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Sin dilaciones, dinámicamente pocos gran turismo de su envergadura (5,05 metros) pueden moverse mejor que este coche. Eso sí, sin paños calientes, es cierto que las 2,5 toneladas del conjunto inexorablemente empañan ligeramente las prestaciones y hacen que tengas que estar prevenido mucho antes con las frenadas de forma inevitable. ¡Pero, qué demonios, si tiene casi 700 caballos! El Panamera Turbo S e-Hybrid corre. Y corre mucho. De hecho puede brindarte unos cruceros en viajes, en los que las carreteras son rectas, muy pero que muy altos.

Y digo rectas; y no a la fuerza lisas, porque su suspensión se traga todo. Es muy suave. Pero a la vez lo suficientemente firme como para mantener su carrocería siempre a raya de balanceos y cabeceos. Siempre va por el sitio y la sensación de control es total. Pero cuando llegan las curvas obviamente su opulencia, si tienes algo de cabeza, te hace frenar bastante pronto. Pero a las salidas… Qué salidas. Su enorme par nunca es problema, ya que la tracción Porsche Torque Vectoring Plus (totalmente inteligente distribuyendo el par entre sus 4 ruedas en función de las necesidades) hace que puedas dar gas a fondo casi cuando te dé la gana. Sus caballos salen a la luz de nuevo y este Panamera Sport Turismo te catapulta hasta el siguiente viraje en un abrir y cerrar de ojos.

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

En este sentido, dinámicamente, es un coche espectacular. De hecho, su tecnología y potencia camuflan de forma bastante significativa su elevado peso. Y su insonorización es tan alta que, unida a la calidad de rodadura, hace que tengas que estar constantemente pendiente del velocímetro. De otra forma acabas yendo constantemente 30 o 40 km/h más rápido de la sensación que te aporta al volante. Sublime.

Aunque precisamente de su aislamiento acústico quería hablarte. Hay que reconocerlo: es un gran turismo, no un deportivo. Para los amantes de las sensaciones ya están los 911 (prueba del Porsche 911 991) y los 718 (prueba del Porsche 718 Boxter). Esto hace comprensible su alto nivel de filtrado y refinamiento. Pero, jolín, tanto caballaje al menos podría oírse un poquito más en el habitáculo cuando buscas esa parte salvaje y pones el modo Sport Plus, ¿no?

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Al día siguiente tuvimos la ocasión de pasearnos explayadamente con la versión Turbo, a secas. Esa únicamente de combustión, con sus 550 CV que parece que hacen algo más de ruido (aunque sea algo solo de placebo) y que, sobre todo, pesa unos 300 kilos menos al no requerir de motor eléctrico ni baterías.

Evidentemente se mueve mucho mejor cuando llega el momento de las curvas. Resulta un coche más ágil, más barato, más divertido incluso y con el que poder frenar más tarde y conseguir un paso por curva algo más elevado. Eso sí, no nos olvidemos: seguimos hablando todavía de un coche de 2,2 toneladas…

Porsche Panamera Sport Turismo 2017

Las que no tuvimos la ocasión de conducir en esta ocasión fueron las versiones más básicas, 4 y 4S de este Sport Turismo, que arrancan desde los 109.088 euros y ofrecen la nada desdeñable cifra de 330 y 440 respectivamente. Aunque no creo que en absoluto se queden cortas tampoco, ¿verdad?

En todo caso, los precios de la versión familiar del Panamera arrancan en torno a los 3.000 y 5.000 euros más que las carrocerías berlinas y, bueno, el consumo y las prestaciones apenas se ven mermadas más allá de 0,1 l/100 km más y 0,1 segundos más lentos que sus hermanos sedán. ¿Merece la pena? Bueno, yo creo que sí. Si es que esta nueva trasera le sienta taaan bien…

Sobre Alejandro Palomo

Mira también...

Volkswagen Polo 2018

Conducimos el Volkswagen Polo más seguro y tecnológico de su historia

Ya está a la venta la sexta generación del Volkswagen Polo, un urbano con más de 40 años de historia y más de 14 millones de unidades vendidas en todo el mundo. Conducimos el Polo más seguro y tecnológico desde su cuna: la fábrica de Pamplona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *