Porsche 911 991.2

Prueba de contacto: Porsche 911 2015 (991.2)

(Lisboa, Portugal). Parece mentira pero ya hace cuatro años del lanzamiento de la última generación del Porsche 911 (ver pruebas del Porsche 911). El 991 se presentó en 2011, es la séptima generación de un modelo de coche que se ha convertido en un icono del automovilismo y ahora llega una actualización, el 991.2, y ya lo hemos conducido.

Porsche 911 991.2
Porsche 911 991.2

El primer modelo de la marca data de 1948, el Porsche 356. Ferry Porsche encargó a su hijo Ferdinand el diseño del sucesor del 356 y así fue como en 1963 veía la luz el primer 911, que originalmente se llamó 901 pero por problemas de registro de marca con Peugeot (tenía registrados todos los números de tres cifras con un cero en el medio) acabó llamándose 911.

Desde entonces el concepto no ha cambiado en 52 años, el Porsche 911 era y es un deportivo de uso diario. El año que viene se llegará a la cifra de un millón de Porsche 911 fabricados y la marca alardea (no es para menos) de que el 80% de ellos siguen en funcionamiento.

Cambios estéticos del 911 991.2

Los que pensaban que la imagen del 991 era insuperable tienen que observar con detalle el nuevo 991.2. Al primer vistazo ya se nota que hay cambios, el coche parece más moderno y musculado aunque si no conoces al dedillo el modelo cuesta saber qué es lo que cambia. En el frontal las entradas de aire son más anchas, las luces diurnas más estilizadas y tiene rejillas de refrigeración activa para mejorar la aerodinámica cuando no es necesario tanto caudal de aire.

Sutiles cambios estéticos
Sutiles cambios estéticos

En la zaga encontramos un gran cambio, las rejillas de ventilación son verticales en vez de horizontales (para mejorar el flujo de aire). Además también cambia la forma de los catadióptricos, los pilotos ahora son tridimensionales, tras los pasos de rueda aparecen unas toberas de salida de aire y hay cambios en el escape en función de las versiones.

Y es que los Carrera tienen dos salidas ovales (una a cada lado), los Carrera S dos salidas dobles y si se equipa el escape deportivo opcional las dos salidas casi circulares se ubican en la parte central de la trasera.

En la vista lateral descubrimos unas manillas de puerta integradas, los paragolpes acentúan la anchura y se ven claramente esas salidas de aire caliente tras los pasos de rueda traseros. Y para terminar con los cambios exteriores hay tres nuevos colores para la carrocería: Amarillo Racing, Azul Miami y Naranja Lava.

Nuevo volante para el 911

El 991.2 presenta un nuevo volante de corte deportivo incluido en el equipamiento de serie y heredado del Porsche 918 Spyder. Se parece al deportivo opcional del modelo al que sustituye, con tres radios dobles muy marcados. Puede tener diferentes mandos en los dos radios superiores y mide 375 mm de diámetro. También hay un volante más deportivo como opción que reduce su diámetro hasta los 360 mm y enfatiza todavía más la imagen sport.

Nuevo volante heredado del 918
Nuevo volante heredado del 918

En ambos casos puede incorporar un mando de selector de modo (incluido en el paquete Sport Chrono) que permite seleccionar entre diferentes modos de conducción (Normal, Sport y Sport Plus, Individual y la función Sport Response, que ofrece la máxima aceleración durante 20 segundos).

El paquete Sport Chrono incluye el mencionado mando en el volante, el cronómetro analógico y digital en la parte central del salpicadero, apoyos dinámicos para el motor y control de estabilidad con modo Sport.

En cuanto a conectividad y equipamiento destaca el navegador con manejo por voz de serie, disco duro para el almacenamiento de música, dos tomas USB y, opcionalmente, se puede crear una red wifi para el coche, bandeja para el móvil, etc.

Motor turbo

El Porsche 911 991.2 pasará a la historia por ser el primero en el que todos sus motores son turboalimentados. Los motivos son claros: prestaciones, consumo, emisiones y placer de conducción. Los más puristas se echarán las manos a la cabeza, pero después de conducir uno de estos turbo seguro que matizan sus opiniones. Y es que se ha buscado que la conducción sea muy similar a la de un atmosférico.

Ahora todos los 911 son turboalimentados
Ahora todos los 911 son turboalimentados

Tiene doble turbo, doble intercooler, sistema de admisión por expansión (los conductos de la admisión amplían su diámetro en su tramo final para permitir una refrigeración del aire y poder meter más en el motor), sistema VarioCam Plus (apertura variable de las válvulas de admisión en tiempo y recorrido, también en tiempo para las de escape), inyección directa con más presión y con el inyector junto a la bujía, bombas de aceite y agua variables, sistema de parada y arranque automático que para el motor antes de que el coche se detenga del todo, navegación a vela (con PDK) y marchas virtuales (con poca carga de gas engrana una marcha más larga y hace patinar un poco el embrague).

El sonido no es tan metálico como en el atmosférico pero enamora, además cuenta con una membrana que amplifica de forma natural el sonido de admisión y lo canaliza hacia el habitáculo. A esto se puede sumar la melodía del escape deportivo opcional.

De serie el 911 cuenta con cambio manual de siete velocidades y doble disco de embrague, opcionalmente se ofrece el cambio PDK al que se le ha invertido el funcionamiento del modo secuencial desde la palanca, ahora por fin se reduce moviendo la palanca hacia delante.

Frenos reforzados
Frenos reforzados

Todos incorporan de serie suspensión activa con muelle de acero, el modo normal es más cómodo y el deportivo más firme. Más sistemas, el Porsche Torque Vectoring es de serie en el S, las estabilizadoras activas sólo están disponibles como opción en el S, igual que el eje trasero direccional y la suspensión deportiva (ésta sólo para el S coupé). Los frenos se han reforzado y como opción se mantienen los carburo-cerámicos.

Prestaciones del Porsche 911 Carrera y Carrera S

A pesar de ser turbo corta a 7.500 rpm y el Carrera S obtiene la potencia máxima (420 CV) a 6.000 rpm, pero el compresor nos regala más par y durante un amplio abanico de revoluciones, 500 Nm entre 1.700 y 5.000 rpm. Pero veamos cifras con más detalle respecto al modelo precedente.

El Porsche Carrera desarrolla 370 CV (+20) y 450 Nm (+20), acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos (-0,2), alcanza una velocidad máxima de 295 km/h (+6) y obtiene un consumo medio de 7,4 litros (-0,8). En el caso del Carrera S desarrolla 420 CV (+20) y 500 Nm (+20), acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (-0,2), alcanza una velocidad máxima de 308 km/h (+4) y obtiene un consumo medio de 7,7 litros a los cien kilómetros (-1).

Precio Porsche 911 2015

Por el momento el 991.2 sólo se comercializa en versiones Carrera y Carrera S con carrocería coupé y cabrio. Estos son los precios del Porsche 911 para España:

• Porsche 911 Carrera: 107.653 €
• Porsche 911 Carrera Cabriolet: 122.036 €
• Porsche 911 S Carrera: 123.212 €
• Porsche 911 Carrera S Cabriolet: 142.857 €

Prueba dinámica del Porsche 911 2015

Nos desplazamos a Lisboa con motivo de la presentación nacional del Porsche 911 2015, o lo que es lo mismo, el 991.2. Esta actualización del 991 aporta una estética todavía más deportiva manteniendo ese equilibrio con la elegancia que este modelo ha sabido mantener en todas sus generaciones.

Mascoche.net con el 911 Cabrio
Mascoche.net con el 911 Cabrio

Dinámicamente no hemos conseguido encontrar diferencias al margen del comportamiento del motor y las suspensiones, que no es poco. Como nos anunció la marca ahora es más cómodo en el modo normal y más duro cuando seleccionamos el modo deportivo. Todo un acierto porque consigue acentuar ese concepto original del 911, tener un deportivo utilizable en el día a día.

Y respecto al motor, por mucho que me gusten los clásicos ¡viva el turbo! Creo que no se puede ir a contracorriente ni dejar a un lado la tecnología disponible si ésta nos va a traer mejoras en prestaciones y placer de conducción. Una cosa es modificar un clásico, otra muy diferente es lanzar un nuevo modelo y no aprovechar lo que tenemos al alcance de la mano.

Que nadie se olvide de que los Porsche 911 más deportivos llevan motor turbo desde el año 1974, pero los que disfrutaban con la conducción de un Carrera o Carrera S atmosférico que no se preocupen, Porsche lo ha sabido hacer muy bien. El turbo está ahí (de hecho dos por falta de uno), pero no entrega la potencia en forma de brusca patada para luego morir sin esa estirada final brillante y que pone los pelos de punta.

Sube de vueltas como un atmosférico
Sube de vueltas como un atmosférico

Sube hasta 7.500 rpm y sin desfallecer, de hecho entrega la potencia máxima a 6.000 rpm, así que tenemos vueltas de sobra para pasárnoslo bien en un tramo de curvas. Pero claro, es un turbo y de regalo tenemos más par motor y lo que es mejor, desde mucho más abajo. Esto quiere decir que el motor empuja en un abanico de revoluciones mucho más amplio y que la respuesta al acelerador es contundente desde apenas 1.700 vueltas.

Durante esta prueba tuvimos ocasión de conducir dos unidades del Carrera S, un coupé y un cabrio, ambas equipadas hasta arriba, con paquete Sport Chrono, eje trasero direccional, barras estabilizadoras activas, escape deportivo, etc.

Pocas diferencias dinámicamente hablando entre ambas carrocerías, al menos sin llegar al alto límite que marca este modelo. Lógicamente el cabrio tiene más ruido aerodinámico, pero con el techo cerrado está bien resuelto y para que empiece a molestar es necesario circular a velocidades muy por encima de lo permitido. Si bajamos la capota de lona, ponemos el cortavientos eléctrico y, tras averiguar el modo, subimos las pequeñas ventanillas traseras, se puede circular a buen ritmo sin que el viento nos moleste.

El comportamiento de los 911 hace tiempo que dejo de ser un 'problema'
El comportamiento de los 911 hace tiempo que dejo de ser un ‘problema’

Después de comprobar que con el 911 Cabriolet puedes mantener una conversación sin gritar a más de 120 km/h, que su chasis no presenta torsiones incluso rodando deprisa, que no hay crujidos y que el peso extra no parece entorpecerle, llegamos a la conclusión de que este cabrio es apto incluso para los que los descapotables no son santo de su devoción.

Mascoche.net con el 911 Coupé
Mascoche.net con el 911 Coupé

Este 911 es preciso a cualquier velocidad, sumamente estable, ágil y lo mejor es que transmite grandes sensaciones. En carreteras bacheadas sorprende por su comodidad en el modo de suspensión más blando y, cuando el firme está en buen estado, puedes endurecerlo y sentir a la perfección lo que pasa bajo sus ruedas.

Fabuloso el sistema de dirección del eje trasero en curvas lentas (en las rápidas funcionará, pero no lo sientes) y tremendo lo plano que vira con las estabilizadoras activas. Pero hablemos del motor que es lo más novedoso. Es turbo pero te incita a llevarlo alto de vueltas sin obligarte a ello. Gracias a eso este Carrera es más fácil de conducir que los modelos anteriores.

Tiene mucho empuje desde muy abajo, así que si no vas de carreras no necesitas subir mucho de vueltas para ir francamente rápido. Pero para esos momentos en los que buscas diversión, puedes jugar con la parte alta del cuentavueltas que no su estirada final no defrauda. Una ventaja clara además de tener una respuesta contundente al acelerador en cualquier momento es que puedes mantener cruceros en séptima a un régimen de revoluciones ridículo sin necesidad de reducir marchas, lo que reduce el desgaste y los consumos drásticamente.

Un coche para disfrutar pero no sólo los domingos por la mañana, Porsche ha actualizado y mejorado el 911 991, algo que para muchos parecía imposible. Además ha incluido turbo a las mecánicas que tradicionalmente eran atmosféricas y el resultado es ganador. Tenlo claro, el 911 va a seguir siendo un icono.

FOTOS: Porsche 911 2015 (991.2)

Ver galería completa (50 fotos)

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Mitsubishi ASX 2017

Prueba de contacto: Mitsubishi ASX 2017

Mitsubishi acaba de actualizar el ASX con ligeros cambios estéticos y mejor equipamiento para mantenerlo como uno de los SUV compactos más apetecibles del mercado, a un precio que parte de los 20.000 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *