Bridgestone DriveGuard

Prueba: Neumáticos Bridgestone DriveGuard

(Montecarlo, Mónaco). Los neumáticos antipinchazos Bridgestone DriveGuard llegan para popularizar la utilización de este sistema, ya que son válidos para montar en cualquier coche que cuente con sensor de presión de neumáticos. Este sensor es obligatorio porque con estos neumáticos se puede seguir rodando después de haber pinchado. Si no tienes un sensor que te indique la pérdida de presión podría suceder que pinches, no te des cuenta y sigas conduciendo como si nada, lo que posiblemente acabaría en un accidente. Hemos probado estos neumáticos a su presión correcta y también pinchados, muy pinchados.

Neumáticos Bridgestone DriveGuard
Neumáticos Bridgestone DriveGuard

Similar a la tecnología RunFlat pero mejorada y apta para cualquier coche. Su funcionamiento se basa en unas paredes laterales reforzadas que son capaces de soportar el peso del vehículo y nos permite conducir hasta 80 kilómetros a una velocidad máxima de 80 km/h. Además si no rodamos mucho y no lo forzamos, existe la posibilidad de reparar el neumático y no tener que cambiarlo por uno nuevo. En el link que verás al final de esta noticia tienes todos los detalles.

¿Qué ventaja tienen estos neumáticos frente a unos normales? La comodidad de poder llegar a un punto donde repararlo o tu destino sin necesidad de parar a reparar el pinchazo o cambiar la rueda. Pero también seguridad. Imagina un pinchazo en una zona desierta, sin cobertura, de noche, en una curva peligrosa… Vamos, imagina un escenario de película de miedo y ponte a cambiar una rueda o a meter el líquido de reparación.

Cambiando un neumático  Cambio de ruedas

Esas cosas pasan y más veces de lo que imaginamos.  De hecho durante la presentación de estos neumáticos nos hicieron cambiar una rueda para vivirlo en nuestras carnes. Y a pesar de que era de día, estábamos en una superficie plana, teníamos guantes y hasta una esterilla para apoyarnos y no mancharnos las rodillas, a más de uno se le atravesó la maniobra por falta de experiencia. Pero hasta el más experimentado ‘cambiarruedas’ puede encontrarse en un apuro con la escasa herramienta que los coches equipan de serie ante un tornillo gripado o una llanta de aluminio clavada.

Prueba de los neumáticos Bridgestone DriveGuard

Tras jugar a los mecánicos cambiando ruedas pasamos a conducir. Realizamos un pequeño recorrido con un coche equipado con neumáticos Bridgestone Turanza y luego pasamos a una unidad igual pero calzada con los DriveGuard. La idea más que probar agarre, era probar ruido de rodadura y sequedad ante los baches, las dos asignaturas pendientes de los RunFlat. Aprobado con nota. En el recorrido realizado apenas se apreciaban variaciones de uno a otro. Sí que el DriveGuard me pareció un poco más seco en baches, pero nada relevante, incomparable a la dureza de los primeros neumáticos antipinchazos.

Pinchando uno de los neumáticos Bridgestone DriveGuard
Pinchando uno de los neumáticos Bridgestone DriveGuard

Segunda prueba y la más llamativa, rodar pinchados. Después de meter con saña un enorme clavo en un punto de un neumático delantero donde no hay una posible reparación y donde el resto de sistemas antipinchazos no son capaces de solucionarlo, salimos a rodar.

En mi caso era el neumático delantero derecho y se apreciaba una ligera deriva hacia ese lado, pero poca cosa. Es más apreciable el ruido de rodadura que se eleva mucho. Hay que tener en cuenta que se trata de una prueba extrema, ya que el neumático había perdido toda la presión. Circulamos por ciudad con más miedo que vergüenza hasta comprobar que el coche frena correctamente y también gira. No se trata de forzar a lo bruto las maniobras, pero con cierto tacto podemos circular sin problemas y hasta pasar por baches sin dañar la llanta.

Muchos cambios de neumáticos en una sola jornada
Muchos cambios de neumáticos en una sola jornada

Salimos a autovía y buscamos esos 80 km/h de velocidad que prometen. Prueba superada, el ruido de rodadura es muy elevado pero podemos rodar con total seguridad. Volvemos a las curvas y después a la ciudad con una conducción más fluída debido a la confianza que nos ha transmitido el neumático y convencidos de su practicidad.

¿El fin de las ruedas de repuesto? Bueno, pienso que la cuadratura del círculo sería montar estos neumáticos y llevas una rueda de repuesto de tamaño normal también equipada con DriveGuard, así podríamos circular pinchados hasta llegar a nuestro destino o hasta un sitio seguro donde cambiar las rueda y poder proseguir viaje sin problema.

También te puede interesar:

 

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Michelin Pilot Sport 4

Prueba de contacto: Michelin Pilot Sport 4

Probamos los nuevos Michelin Pilot Sport, neumáticos para los que buscan sensaciones y seguridad en su coche con llantas de 17 pulgadas o más diámetro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *