Mitsubishi Outlander PHEV 2016

Prueba: Mitsubishi Outlander PHEV 2016

El nuevo Mitsubishi Outlander presenta una imagen más afilada y agresiva combinada con detalles cromados que le sientan realmente bien. A la hora de probar el nuevo Outlander nos decantamos por el PHEV, la versión con propulsor híbrido enchufable que nos dejó muy buenas sensaciones en su generación anterior (prueba Mitsubishi Outlander PHEV 2014) y en la prueba de contacto de esta nueva generación (prueba de contacto Mitsubishi Outlander PHEV 2016)

Mitsubishi Outlander PHEV 2016
Mitsubishi Outlander PHEV 2016

Además de los cambios estéticos que saltan a la vista, el Outlander PHEV ha recibido mejoras en su sistema híbrido y en el interior. Por cierto, hablamos de un todocamino grande, híbrido enchufable y con un completo equipamiento que tiene un precio de 35.000 euros con descuentos y ayudas aplicadas. No es de extrañar que esté en lo alto de la tabla de ventas de coches eléctricos (sí, a los Plug-In o enchufables se les considera eléctricos).

Amplitud y comodidad interior

No nos vamos a enrollar describiendo al detalle el Outlander porque apenas cambia respecto al anterior y lo hemos probado en diferentes motorizaciones. Nos vamos a centrar en las novedades y nuestra experiencia durante siete días al volante del PHEV, si quieres más información al final de la prueba tienes enlaces a todas las pruebas que hemos realizado de diferentes versiones de este modelo.

Mitsubishi Outlander PHEV 2016
El cuadro de instrumentos del PHEV es diferente al del resto de la gama

Es un coche muy amplio y sólo está disponible en acabado Kaiteki, aunque ahora ya no equipa de serie el techo solar ni la tapicería de cuero. Pero a su favor está en nuevo sistema multimedia con cámara de aparcamiento 360 grados, sensores de aparcamiento delanteros y traseros (en la cámara hay guías activas que marcan la trayectoria en función del giro de volante), retrovisor fotosensible, volante calefactado, faros led y algo muy importante, se encienden las luces de freno cuando usamos la frenada regenerativa, cosa que antes no sucedía.

Motor con cambios, pero pocos

Las mejoras del sistema híbrido se centran en la aceleración a baja velocidad y el consumo. El nuevo PHEV tarda 2,3 segundos en recorrer los cinco primeros metros al salir desde parado, tres décimas menos que el anterior. Además los cambios en el propulsor han reducido una décima el consumo medio homologado, de 1,9 pasa a 1,8 litros a los cien kilómetros. Sin carga en la batería esta cifra pasa de 5,8 a 5,5 litros de media.

Mitsubishi Outlander PHEV 2016
En campo cuenta con la ventaja de una buena altura libre

Normalmente te contamos en este apartado cómo ha ido nuestra prueba de consumo real, pero en esta ocasión lo vamos a ver en el apartado de prueba dinámica.

7 días de prueba con el Outlander PHEV

No hay cambios apreciables en el comportamiento dinámico del Outlander PHEV, así que te resumo en una frase cómo va y luego hablamos de otras cosas. Aplomado, con mucho empuje a baja velocidad, algo perezoso en carretera, balancea un poco en el inicio del recorrido de la suspensión, te incita a ser ecológico, es muy silencioso, ofrece una conducción muy agradable y es uno de los sistemas híbridos que más me gusta conducir.

Dentro de las curiosidades vamos a sacarle un poco los colores al Outlander, que sigue manteniendo el pulsador para cambiar de función del ordenador de a bordo en el salpicadero y obligándote a entrar en el menú de configuración para cambiar al viaje 2 en el consumo medio. Además al parar el motor vuelve a ponerse el viaje 1.

Mitsubishi Outlander PHEV 2016
Se conduce con facilidad, pero al límite resulta un poco pesado

Esto también sucede con otras funciones, como el modo de conducción (se resetea al desconectar el contacto), los asistentes a la conducción (se activan) y el modo de visualización que hayas elegido en la pantalla multifunción desaparece. Además el manejo de esta pantalla es un poco complicado y te obliga a pulsar muchos menús.

Vamos al lío. Durante los siete días que ha durado esta prueba hemos realizado dos trayectos diarios de 15 kilómetros por ciudad, es decir, 150 kilómetros en los que no hemos gastado ni una gota de gasolina, ya que con una carga diaria era suficiente para realizar los dos recorridos diarios en modo totalmente eléctrico y sin necesidad de utilizar el modo ECO, aunque lo hemos probado.

En modo Normal la respuesta es mucho más contundente y la conducción en ciudad pasa de ser agradable a ser también divertida. Aunque si abusas de su poder de aceleración te chupas la batería rápidamente, hay que disfrutarla con mesura.

Mitsubishi Outlander PHEV 2016
Las zonas reviradas no son sus favoritas, pero no lo hace mal

Bien, hemos ido a trabajar sin consumir gasolina, pero no sólo de trayectos cortos vive el Outlander, así que hemos realizado una escapada dominguera para hacernos una idea del consumo medio con un recorrido por carretera de 300 kilómetros saliendo con la batería cargada a tope y sin opción de volver a recargarla hasta regresar a casa.

En estas circunstancias el consumo medio total ha sido de 4,3 litros de gasolina a los cien kilómetros (más las consiguientes recargas de batería), es decir, una cifra muy baja que no lo sería tanto si sólo lo utilizásemos en carretera. Sin carga en la batería en carretera el consumo medio se eleva hasta los 7,8 litros de media, sólo una décima más que el diésel con cambio automático, aunque la conducción es diferente, el híbrido se toma las cosas con más calma.

La opinión del probador

Mascoche.net al volante del Outlander PHEV
Mascoche.net al volante del Outlander PHEV
No soy muy de híbridos, pero el Outlander PHEV me gusta conducirlo porque es muy eléctrico. Por un lado tiene bastante autonomía en modo EV y por otro, en cuanto puede, trabaja sólo en eléctrico. Además cuando arranca el motor de gasolina en ciudad es muy silencioso por norma general, en carretera sí que se revoluciona para generar la electricidad necesaria para seguir circulando.

El precio es de derribo y hace plantearse muy mucho su compra aunque no seas pro-híbridos, ya que con ayudas puede quedarse incluso más barato que su homólogo diésel.

También te puede interesar:

El nuevo Mitsubishi Outlander presenta una imagen más afilada y agresiva combinada con detalles cromados que le sientan realmente bien. A la hora de probar el nuevo Outlander nos decantamos por el PHEV, la versión con propulsor híbrido enchufable que nos dejó muy buenas sensaciones en su generación anterior (prueba…

Valoración:

Habitabilidad
Comodidad
Comportamiento
Consumo
Calidad/Precio

8,2 sobre 10

User Rating: 3.95 ( 1 votes)

Fotos: Mitsubishi Outlander PHEV 2016

Ir a la galería completa (29 fotos)

Competidores del Mitsubishi Outlander PHEV:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Volvo XC60 D5 2017

Conducimos el nuevo Volvo XC60 D5 de 235 CV

Probamos las bondades del nuevo SUV sueco de tamaño medio, un todocamino a la altura de los también premium Audi Q5, BMW X3 y Mercedes-Benz GLC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *