Kia Sportage 2016

Prueba de contacto: Kia Sportage 2016

(Terrassa, España). Renovar un vehículo que ha sido todo un éxito de ventas es un paso que hay que dar obligatoriamente pero que nadie lo hace de forma voluntaria por el peligro que conlleva. La marca coreana lo ha hecho y no se ha andado con medias tintas, se ha tirado a la piscina y el resultado es un Kia Sportage 2016 con un diseño muy arriesgado, tanto como que cuando vimos las primeras fotos hubo más de una crítica y no precisamente constructiva.

Nos hemos desplazado a Terrassa para asistir a la presentación internacional de este todocamino y poder así probarlo de primera mano. Y he de decir que, nada más ver un buen puñado de Sportage colocados en el aparcamiento del aeropuerto, tuve que cambiar mi valoración estética sobre este coche. Me lo habían avisado y es así, ese frontal no resulta fotogénico pero en vivo gana mucho.

Kia Sportage 2016
Kia Sportage 2016

En nuevo Kia Sportage es más grande, concretamente 40 mm más largo, y tiene una batalla 30 mm mayor. Ha mejorado la aerodinámica (de Cx 0.35 a Cx 0.33) y, sin dejar de lado la imagen deportiva, apuesta claramente por mejorar la calidad percibida. El salto cualitativo es muy grande, igual que pasó con su primo hermano el Hyundai Tucson, y eso que se partía de una buena base.

Más grande por fuera y por dentro

Los pasajeros del nuevo Sportage no sólo tienen más espacio para las piernas, algo que por sus nuevas dimensiones cabría esperar, también tienen más altura libre a pesar de que el coche mantiene la misma altura total y la banqueta del asiento trasero se sitúa más elevada. Además los respaldos de este asiento tienen reglaje en 17 posibles puntos para la inclinación. El maletero gana mucha capacidad, de 465 pasa a contar 503 litros.

Chasis con más acero de ultra-alta resistencia y una tremenda dotación en seguridad pasiva, activa y, cómo no, seguridad preventiva. El Sportage cuenta con aviso de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, frenada de emergencia autónoma, asistente de cambio de luces de carretera, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado trasero y reconocimiento de señales de tráfico.

Kia Sportage 2016
Mejor habitabilidad y maletero

En cuanto a equipamiento de confort y conectividad no se queda atrás, por nombrar detalles destacados podemos hablar del navegador con TomTom Live gratuito durante 7 años (prueba TomTom GO 5100), sistema de sonido firmado por JBL, cargador para el móvil sin cables, cámara de visión trasera, etc. Pero lo que no se ve es el trabajo realizado para reducir ruidos y vibraciones, no se ve pero se siente y se agradece.

Un diseño interior sencillo por el que no pasará muy rápidamente el tiempo pero que sí destaca por el empleo de materiales agradables a la vista y al tacto junto con buenos acabados. Destaca una consola central con botones, algo más que normal hace no más de cuatro años, pero podemos decir que ahora resulta hasta raro que un coche no aglutine la mayoría de funciones en la pantalla multifunción.

Motores, versiones y precios

La del Sportage es más que amplia, cinco propulsores, tracción delantera o total, cambio manual o automático y cinco posibles acabados. La lista total son 13 versiones, no está nada mal, con una estética más deportiva como ya se hizo con el nuevo Kia cee’d (prueba Kia cee’d 2015). Cambio manual de seis velocidades para todos aunque el diésel más gordo puede optar por un automático y el gasolina más cañero por el nuevo DCT de 7 velocidades y doble embrague.

Kia Sportage 2016
Amplia gama de versiones y motorizaciones

¿Y qué motores equipa? Pues el conocido 1.6 GDi atmosférico de 132 CV (un motor tranquilo), un 1.6 T-GDi de 177 CV y tres diésel, el popular 1.7 CRDi de 115 CV, un 2.0 de 136 CV y un 2.0 de 185 CV. Hemos podido probar todos menos el gasolina atmosférico, pero antes vamos a ver los precios (ya está a la venta), el primero es el de tarifa y el segundo con descuentos pero sin Plan PIVE:

·         Kia Sportage 1.6 GDi Basic 4×2 132 CV: 22.850 €, 18.002 €
·         Kia Sportage 1.6 GDi Concept 4×2 132 CV: 23.700 €, 18.852 €
·         Kia Sportage 1.6 GDi Drive 4×2 132 CV: 26.300 €, 21.452 €
·         Kia Sportage 1.6 GDi Emotion 4×2 132 CV: 29.000 €, 24.152 €
·         Kia Sportage 1.6 T-GDi GT Line 4×4 177 CV: 34.400 €, 29.360 €
·         Kia Sportage 1.6 T-GDi DCT GT Line 4×4 177 CV: 36.400 €, 31.360 €
·         Kia Sportage 1.7 CRDi Concept 4×2 115 CV: 25.700 €, 21.035 €
·         Kia Sportage 1.7 CRDi Drive 4×2 115 CV: 28.300 €, 23.635 €
·         Kia Sportage 1.7 CRDi Emotion 4×2 115 CV: 31.900 €, 27.235 €
·         Kia Sportage 2.0 CRDi GT Line 4×2 136 CV: 33.400 €, 28.552 €
·         Kia Sportage 2.0 CRDi GT Line 4×4 136 CV: 35.400 €, 30.552 €
·         Kia Sportage 2.0 CRDi GT Line 4×2 185 CV: 37.900 €, 33.052 €
·         Kia Sportage 2.0 CRDi Aut GT Line 4×2 185 CV: 39.900 €, 34.860 €

Prueba dinámica del Kia Sportage 2016

El Kia Sportage 2011 (prueba Kia Sportage 2011) era uno de los todocaminos que más me gustaban por su correcto equilibrio entre precio, calidad, equipamiento, prestaciones y comportamiento dinámico. Eso y que estéticamente también me parecía atractivo, no te lo voy a negar. El listón está alto y nadie se va a sorprender si digo que la mejora en calidad ha sido muy alta. Pero claro, más o menos hablamos de un coche 3.000 euros más caro a igualdad de versión respecto al final de la vida comercial del modelo anterior.

¿Compensa el incremento de precio? Sí por muchos motivos: por seguridad, por comodidad, por equipamiento y por calidad. Pero ahora hay que llegar a la barrera de los 21.000 euros para tener un Sportage diésel. Vamos a ver cómo van.

Kia Sportage 2016
Comportamiento más burgués que el anterior modelo

De momento no vamos a hablar de motores, sólo comportamiento puro y duro. El nuevo Sportage es un coche mucho más aplomado que antes, pero también más torpe. La mayor batalla es la principal culpable de esto. No es un barco, pero ahora le cuesta más cambiar de dirección aunque no presenta grandes balanceos de carrocería.

Las suspensiones apuestan por un equilibrio entre comodidad y efectividad, pero los GT Line son más secos en los baches. Y es que las enormes llantas de 19 pulgadas quedan muy chulas, pero tienen su contrapartida en una menor absorción de los baches.

El tacto del cambio manual es correcto, ni bueno ni malo, y algo impreciso en frío. Pasamos a la dirección y aquí encontramos luces y sombras. Kia ha bajado a la caja de la dirección el mecanismo de asistencia para mejorar el tacto y, efectivamente, es más precisa. Peeeeero tiene una resistencia inicial que habría que eliminar y aparecen unos leves tirones en la dirección con el coche apoyado en plena curva. Mejor sí, pero queda recorrido.

Kia Sportage 2016
La calidad percibida ha mejorado

Vamos con los motores. El pequeño de los gasolina no lo pude probar, así que empezamos por los diésel. El 115 CV es un motorcito que se porta bien en todos los modelos que se ha montado, pero es lo que es, un motor para una conducción tranquila que busca consumos reducidos en ciudad.

El 2.0 de 136 CV es un motor más lleno en todo su rango de revoluciones que consigue unas recuperaciones más que interesantes. No suena mucho y empuja con ganas, buena elección para este coche. Pero ahí está el motor de 185 CV para los que quieren todavía más… Pues sí, mejores prestaciones, está claro, pero las sensaciones al volante no difieren mucho del 136. El pequeño de los dos litros es muy voluntarioso y le lucen los caballos, pero el grande no brilla tanto y se quedan más igualados de lo que las cifras anuncian.

Kia Sportage 2016
Mascoche.net con el nuevo Sportage

Nos pasamos a la gasolina para probar el motor de 177 CV con turbo y nos quedamos prendados de este motor. Nos habría gustado poder hacer una prueba mucho más a fondo para calcular consumos, porque las sensaciones son muy positivas. Suave, elástico y contundente, me gusta la gasolina pero en los todocaminos no lo tengo muy claro. Con éste sí, al Sportage le sienta francamente bien este motor de gasolina.

 

Fotos: Kia Sportage 2016

Ir a la galería completa (22 fotos)

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Opel Insignia 2017

Al volante del nuevo Opel Insignia, nacido para viajar

Nos ponemos al volante del nuevo Opel Insignia, el buque insignia de Opel por diseño, espacio, tecnología y seguridad. Un gran compañero de viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *