Kia Niro 2017

Prueba: Kia Niro 2017

No podemos quitarle ningún mérito a los pioneros en el mundo de los híbridos de producción, pero ya era hora de que alguien lanzase un híbrido sin condicionantes, un híbrido como el Kia Niro, que puedes comprar como quien compra un coche cualquiera y beneficiarte de unos consumos ajustados y, por el momento, de ciertas ventajas ‘sociales’.

Kia Niro 2017
Kia Niro 2017

Y es que ya te lo contamos en la prueba de contacto del Kia Niro, el Niro no es un híbrido normal… es un coche normal. Uf, vamos a ver si puedo deshacer este entuerto y que se entienda lo que quiero decir. Hasta ahora, generalizando, había dos tipos de híbridos: los potentes coches de lujo hibridados para reducir sus consumos y emisiones (como el Porsche Panamera, Audi A6, etc.) y los híbridos ‘normales’, con un diseño futurista (a mí me recuerdan a la vista lateral de una plancha a vapor) y una conducción muy peculiar.

¿Por qué su conducción es peculiar? Porque están asociados a una caja de cambios de tipo variador continuo o CVT (y digo ‘tipo’ porque algunos como el Prius llevan un sistema de engranajes que ni siquiera se le puede llamar caja de cambios, aunque las sensaciones son como las de un CVT). Por eso con estos coches no apetece mantener una conducción dinámica y te incitan a ir tranquilo, incluso despacio.

Además tampoco apetece salir con ellos a carretera porque el cambio sube hace subir de vueltas al motor en cuanto le pides potencia, como en una cuesta arriba o un adelantamiento. Resulta incómodo (por el ruido) y no sabes la potencia que tienes disponible. Ah, se me olvidaba, luego están los híbridos diésel de PSA (como el DS5 o el Peugeot 3008) que llevan cambio manual pilotado, aquí los problemas son otros pero tampoco transmiten placer de conducción.

Kia Niro 2017
Cambio de doble embrague en lugar de CVT, a diferencia de otros híbridos

Coches como el Kia Niro, Hyundai Ioniq (prueba Hyundai Ioniq) y algunos más han asociado a un grupo propulsor híbrido una caja de cambios de doble embrague ¡aleluya! ¿Y qué beneficio obtenemos con esta combinación? Es fácil, simplemente conducir un híbrido igual que se conduce un coche normal con cambio automático. Disfrutas de la economía de su mecánica híbrida y del placer de conducción de un cambio de doble embrague.

Y todo esto en una carrocería crossover con un interior muy amplio, buen equipamiento y con un precio por debajo de los 20.000 euros en el caso del Niro.

El Kia Niro por dentro

No me voy a enrollar, ya te lo conté cuando le probé en la presentación internacional, así que sólo vamos a recordar los puntos básicos. Amplias plazas delanteras para el Niro, muy muy amplias plazas traseras, pantalla táctil multifunción y un interior que, si bien no es el más atractivo, está bien resuelto. Eso sí, le sobran elementos en negro brillante, tiene muchos y son muy sucios (las inserciones en blanco no vendrán a España).

No entiendo por qué decidieron optar por un pedal de freno de estacionamiento al más puro estilo americano, un sistema poco seguro y trasnochado que, además, en el Niro está mal ubicado y es fácil engancharse con él y estropearse un zapato. Necesita un freno de estacionamiento eléctrico pero ya.

Kia Niro 2017
Plazas traseras muy amplias

En cuanto a maletero no es el más capaz, 401 litros de capacidad. Pero ¡ojo! con la rueda de emergencia de serie que equipan todos los Niro españoles, que otras marcas anunciarían los 421 que cubica con kit de reparación aunque luego les equipen la rueda. Es más, en este sentido Kia tiene poca vista y no conviene comparar el maletero de sus coches sólo por la cifra declarada. ¿Y por qué digo esto? Pues porque no es la primera vez que su marca hermana Hyundai sube unos centímetros (3 o 4) la cortinilla cubremaletero en un modelo idéntico y declara unos 40 litros más que nunca o casi nunca llegaremos a aprovechar.

Con toda esta película quiero llegar a que los litros de capacidad de maletero son sólo orientativos, hay que ver el maletero y cargarlo para comprobar si verdaderamente resulta práctico. El del Niro lo es más de lo que parece. Es más, en la prueba de contacto dije que era pequeño porque las unidades disponibles llevaban un doble fondo para conseguir una superficie plana al abatir los asientos que restaban muchos litros de capacidad. Ese doble fondo no lo equipan en nuestro mercado y es mejor así aunque quede un pequeño escalón al plegar los respaldos del asiento trasero.

La mecánica híbrida del Niro

Dos motores, uno eléctrico y otro de gasolina de ciclo Atkinson o llamados de cinco tiempos, los motores del futuro por lo que parece. Lo cierto es que los Atkinson se llevan muy bien con la hibridación porque son muy eficientes, aunque menos prestacionales que los de ciclo Otto. Estos dos motores trabajando en conjunto desarrollan una potencia de 141 CV y siento no decirte el par motor, pero es que no hay cifra oficial.

Kia Niro 2017
141 CV y unas prestaciones dignas, aunque no es un coche especialmente rápido

El cambio DCT6 es el protagonista que recibe todos los elogios, porque gracias a él este coche no es un híbrido aburrido más. Este cambio está especialmente desarrollado para mecánicas híbridas, no es exactamente el que llevaban otros modelos de la marca hasta que llegó el DCT7.

El cambio cuenta con modo ECO (o normal), Sport y secuencial desde la palanca del cambio, no tiene levas y es un error, creo que todos los coches con cambio automático deberían llevarlas y no pensando en ir de rally, sino para realizar maniobras tan tontas como bajar manualmente una o dos marchas para preparar un adelantamiento y ganar tiempo de reacción.

1.500 kilos, 162 km/h de velocidad máxima, 11,5 segundos en acelerar de 0 a 100 y un Cx de 0,29 son los datos más relevantes de este crossover… Y el consumo, claro.

El Niro tiene dos consumos homologados, ya te he dicho que Kia a veces es demasiado sincera… Dependiendo de la versión éste puede ser de 3,8 o 4,4 litros a los cien. La unidad probada del grupo de las ahorradoras en los ensayos de homologación. En realidad esto se debe a las dimensiones de las llantas y los neumáticos, que modifican criterios de homologación. En la vida real la diferencia en consumo será inapreciable.

Kia Niro 2017

Tras superar por poco los mil kilómetros de prueba por todo tipo de recorridos, practicando diferentes estilos de conducción, haciendo fotos (que se dispara el consumo) y haciendo pruebas de prestaciones, el Niro ha registrado una media de 5,4 litros a los cien kilómetros. Genial.

Pero esto no nos sirve para comparar con el resto de coches que probamos, lo que sí nos sirve es nuestra prueba de consumo real, en la que el Niro ha marcado… ¡5,4 litros de media! Esto dice mucho de este coche, dice que aunque le tortures no se dispara en consumo como sucede en muchas ocasiones.

Y debemos aclarar un punto importante, en ciudad obtiene buenos consumos, pero no tan buenos como los Toyota (por ejemplo), el motor de explosión del Niro se arranca fácilmente y eso hace que no consiga cifras de récord en ciudad. Claro que en carretera el consumo es reducido (lo máximo que hemos obtenido han sido seis litros), mucho menor que el de, por ejemplo, los Toyota. Por lo tanto en una utilización mixta (que es lo normal) los consumos se igualan.

Prueba dinámica del Kia Niro

Lo principal ya te lo he contado al principio de este texto y es lo que más valor tiene, se conduce como un coche normal. Sí es cierto que, como buen híbrido, condiciona un poco tu forma de conducir en busca de un consumo menor (de eso se encargan los gráficos, flujos, evaluaciones y juegos que te muestra la pantalla central), pero no es tan exagerado como en un híbrido con CVT o similar.

Es más, si quieres olvidarte de llenar de hojas el arbolito que te puntúa y disfrutar de la conducción sólo tienes que desplazar la palanca del cambio hacia la izquierda para seleccionar el modo Sport. No sólo actúa sobre la gestión del cambio (sube más de vueltas en cada marcha), también la respuesta al acelerador es más contundente porque tira muchísimo más del motor eléctrico.

Kia Niro 2017
Cómodo y fácil de conducir, aunque balancea un poco en las curvas

En modo ECO no es excesivamente soso, pero no se puede comparar con la respuesta del modo Sport. Sí se echa en falta poder configurar un modo personalizado, porque en mi caso para una conducción normal elegiría la respuesta Sport y la gestión del cambio ECO para no revolucionar tanto el motor.

En carretera se muestra aplomado y con empuje suficiente como para viajar sin ningún problema con cuatro ocupantes y su correspondiente equipaje. Es decir, no es el típico híbrido que se utiliza como segundo coche, el Niro por prestaciones, conducción, habitabilidad y capacidad de carga puede ser el coche principal con el que también te vas de vacaciones.

Si nos adentramos en un tramo de curvas y lo hacemos a ritmo rápido descubriremos un tarado de las suspensiones un poco blando que permite cierto balanceo de la carrocería, pero no es excesivo y, por otro lado, aporta mucha comodidad. En este punto debemos aclarar que la unidad probada equipa llantas de 16 pulgadas, lo que favorece en gran medida la comodidad respecto a las de 18 que monta la versión más equipada.

Kia Niro 2017
Dos modos de conducción muy diferenciados, ECO y Sport

Un detalle a tener en cuenta cuando circulamos en modo Sport es que la respuesta al primer golpe de gas es más contundente, si necesitamos hundir el pie derecho y ganar velocidad para realizar un adelantamiento (por ejemplo) veremos cómo ese empuje decae y puede llevarnos a engaño. Esto en modo ECO no sucede ya que la respuesta inicial es suave y las aceleraciones son más progresivas.

¿Y en ciudad? Comodidad y suavidad pura, aunque el motor de gasolina es nervioso y arranca mucho antes de lo esperado, personalmente preferiría que tirase más de eléctrico antes de arrancarse.

La opinión del probador

Kia Niro 2017
Mascoche.net con el Kia Niro
Es curioso lo de los híbridos. Por mi forma de entender el automóvil no deberían gustarme y, sin embargo, disfruto conduciéndolos en ciudad y jugando a conseguir consumos reducidos. Pero al salir a carretera lo normal es que desaparezca la euforia y empiece a sufrir por culpa de los cambios con infinitas relaciones que generalmente equipan. El doble embrague del Niro es la solución, pero además el concepto de coche –alejado del diseño futurista- racional y práctico hace que, sin llenarme estéticamente, haya disfrutado de la semana que he pasado con él. En ciudad el modo ECO te ayuda a controlar el consumo y en carretera el Sport te aporta un tacto de gas más satisfactorio.
No podemos quitarle ningún mérito a los pioneros en el mundo de los híbridos de producción, pero ya era hora de que alguien lanzase un híbrido sin condicionantes, un híbrido como el Kia Niro, que puedes comprar como quien compra un coche cualquiera y beneficiarte de unos consumos ajustados y,…

Valoración:

Habitabilidad
Comodidad
Comportamiento
Consumo
Calidad/Precio

8 sobre 10

User Rating: 3.05 ( 1 votes)

FOTOS: Kia Niro 2017

Ir a la galería completa (22 fotos)

Competidores del Kia Niro:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Goodyear Vector 4Seasons

Probamos los Goodyear Vector 4Seasons en todas las estaciones y condiciones

Probamos los neumáticos Goodyear 4Seasons, unos neumáticos cuatro estaciones que demuestran que ya es posible ir seguro durante todo el año sin necesidad de tener varios juegos de ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *