Hyundai i30 2017

Prueba: Hyundai i30 2017

La evolución de Hyundai desde su llegada a España al principio de la década de los noventa ha sido exponencial, tanto comercialmente como en la calidad de sus productos. La marca coreana aterrizó con una estrategia claramente basada en el precio, pero sus modelos han ido evolucionando, adaptándose a los gustos europeos (y globales) y mejorando notablemente en calidad. El nuevo Hyundai i30 es un claro ejemplo de estos cambios. Se pondrá a la venta en el segundo trimestre de este año, pero ya lo hemos podido probar a fondo.

Hyundai i30 2017
Hyundai i30 2017

El objetivo de Hyundai con el nuevo i30 era desarrollar un compacto atractivo que pudiese mirar cara a cara a los representantes del segmento premium sin ponerse colorado. Por fuera salta a la vista que, si bien el diseño no es revolucionario, sí que llama la atención por el cambio sufrido. El comentario que más he escuchado durante esta semana de la gente que veía el coche ha sido “¿Éste es el nuevo i30? Vaya, cómo ha mejorado”.

Premium por dentro

Sí, lo sé. Seguro que te rechina un poco decir que el i30 tiene un interior premium. Y precisamente yo me niego a considerarlo como tal, pero… ¿qué es premium? Porque antes había una clara división entre las marcas premium y las generalistas. Las primeras no tenían versiones de sus modelos (sólo motorizaciones y el equipamiento lo elegías a la carta), no entraban en los segmentos de volumen, no los podía comprar cualquiera por su elevado coste y en todas sus creaciones encontrabas calidad por los cuatro costados.

Pero eso era antes, ahora las marcas premium están en los segmentos de gran volumen, no tienes que ser millonario para poder comprar algunos de sus modelos, tienen versiones (muchas veces disfrazadas de paquetes) y la calidad en estos segmentos populares no es necesariamente superior.

Hyundai i30 2017
Gran calidad interior

Si damos el galardón de premium a todos aquellos modelos con buenos materiales y acabados, entonces el i30 sí deberíamos considerarlo como tal… y ojo, que algunos modelos de marcas consideradas premium no deberían contar con esta denominación.

Bueno, no me enrollo más. Todo esto es para decirte que el interior del i30 ha mejorado hasta el punto de no tener nada que envidiar al de los apreciados Volkswagen, ni a un Lexus e incluso al de un Mercedes Clase A (prueba Mercedes-Benz Clase A).

No es el típico coche al que te asomas y te parece chulo, pero cuando entras empiezas a encontrar piezas mal rematadas, botoneras con un aspecto o tacto mejorable, etc. En cuanto a calidad percibida el i30 me lo ha puesto muy difícil para sacarle pegas y las que he encontrado son superfluas.

Concretamente se trata del cierre del hueco bajo el reposabrazos central -que no tiene ningún tipo de amortiguación-, de los ganchos portabolsas del maletero –sin bisagra, sólo dos ganchos de plástico de apariencia un poco endeble- y que para enganchar la bandeja trasera al portón se recurre a unas simples cuerdas con lazo en la punta en lugar de incluir un gancho más elaborado.

Hyundai i30 2017
¿Se podría codear con rivales alemanes? La respuesta es sí

Por lo demás todo virtudes, desde el cuadro de instrumentos muy completo, claro y legible, hasta la distribución de los mandos pasando por el diseño general del interior, sus materiales y acabados. Bien las rejillas de ventilación, bien los pulsadores, los mandos giratorios, las botoneras de los elevalunas… todo bien y a muy buen nivel, tanto visual como al tacto.

El salpicadero en su parte superior y los guarnecidos de puerta son blandos al tacto y de la mitad del salpicadero para abajo es plástico duro, pero bien resuelto y atractivo.

El puesto de conducción puede resultar incómodo a los más altos, aunque no sé si se debe a los asientos con regulación eléctrica que equipa esta unidad, que en muchos casos elevan la altura mínima de la banqueta. Por lo demás encontramos múltiples y generosas regulaciones que permiten encontrar la postura ideal con facilidad.

Sin embargo, las plazas traseras del Hyundai i30 no son muy amplias, con 4,34 metros de longitud total el i30 pierde mucho espacio en el habitáculo por culpa de su largo morro. Los pasajeros de las plazas traseras no tendrán muchos agobios porque, tanto por altura como por anchura es de los mejores del segmento, pero sí cuenta con poco espacio para las piernas. Así que, si el conductor es alto sumamos un segundo problema para el i30.

El maletero tiene una capacidad de 395 litros, un buen dato que le hará ganar puntos en las comparativas que sólo se fijan en las cifras, aunque en la vida real no se aprovechan todo lo bien que esperábamos. El suelo del maletero se encuentra bastante elevado, así que no contamos con mucha altura libre. Tiene dos huecos muy pequeños y poco aprovechables tras los pasos de rueda y un espacio mínimo bajo el suelo del maletero.

Hyundai i30 2017
Buena cifra de maletero, pero no es tan aprovechable como parece

Que no tenga mucha altura puede ser secundario si cuentas con una buena superficie de carga (yo prefiero más superficie y menos altura, así no es necesario apilar), el problema es que esta superficie no se aprovecha bien por la marcada inclinación del respaldo del asiento trasero. En definitiva, muy buena cifra de cara a la galería y un maletero bueno, pero no excelente como hacen pensar sus casi 400 litros de capacidad.

Respecto al equipamiento la lista es extremadamente larga en la versión Style que hemos probado y en las versiones más básicas ya cuenta con equipamiento más que suficiente. El precio del i30 arranca en 17.000 euros, pero hemos probado una de las versiones más caras (24.250 euros) debido a su propulsor, cambio automático y nivel de equipamiento. Para que te hagas una idea de lo que lleva el Style te diré que cuenta de serie con asistente para las luces de carretera, alerta de tráfico cruzado trasero, detección de vehículos en el ángulo muerto, asistencia al arranque en pendiente y a la frenada de emergencia, frenada autónoma de emergencia, cámara trasera, aviso de colisión frontal, asistente de cambio involuntario de carril, control de crucero adaptativo, detección de fatiga del conductor, faros LED, sensores de aparcamiento trasero… y todo esto hablando sólo de seguridad, que en confort podemos incluso equiparle con asientos delanteros calefactados y ventilados.

Motor, prestaciones y consumo

La unidad del Hyundai i30 que hemos probado cuenta con un propulsor de cuatro cilindros en línea con inyección directa de gasolina y turbocompresor. Tiene una cilindrada de 1.353 cc, desarrolla una potencia máxima de 140 CV a 6.000 rpm y un par motor de 242 Nm a 1.500 vueltas. Con un peso muy contenido -1.315 kilos- no es de extrañar que se mueva con agilidad.

Hyundai i30 2017
Caja de cambios automática con doble embrague y siete velocidades

Este motor trabaja en combinación con una caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades DCT7. Con esta configuración el i30 alcanza una velocidad máxima de 205 km/h y acelera de 0 a 100 en 9,2 segundos. Precisamente este último dato no es del que más orgulloso está el i30 y se debe a que en primera y segunda velocidad tiene una limitación de par en las versiones con cambio automático, algo que no sucede con el cambio manual, que mejora su aceleración en tres décimas de segundo.

El consumo medio homologado es de 5,5 litros, muy buena cifra que en nuestra prueba de consumo real se ha traducido en un consumo medio de 8,5 litros a los cien kilómetros, tres más que el homologado. La unidad probada cuenta más de 2.000 kilómetros en su marcador, es posible que el consumo baje un poco, pero no lo suficiente como para tentar a los que no tengan claro si quieren una mecánica diésel o gasolina.En más, en conducción real consume dos litros más de media que el 1.4 de 150 CV del Grupo Volkswagen.

Prueba dinámica del Hyundai i30 2017

Sin sorpresas a la hora de ponernos al volante del nuevo i30, un compacto a la altura de lo que se espera de él, facilidad de conducción, estabilidad, aplomo y precisión. Los compactos han crecido tanto en los últimos años que se han convertido en coches con los que se puede viajar con total comodidad, pero esto tiene una inevitable contraprestación, se pierde agilidad.

Hyundai i30 2017
Un coche muy cómodo algo no tan habitual en este segmento

El i30 es un coche muy cómodo, el tarado de las suspensiones apuesta por mantener un alto grado de confort aunque no presenta grandes limitaciones si buscamos divertirnos en una carretera de montaña. La carrocería balancea muy poco, aunque a veces sí que aparecen pequeños cabeceos debido a ese tarado burgués de la amortiguación.

En carretera abierta rueda con suavidad y con total aplomo. La nueva dirección asistida ha dado un gran paso adelante respecto a precisión y tacto, aunque le queda un pequeño efecto memoria, no retorna por completo y hay que buscar el centro para mantener el coche en línea recta.

El motor empuja con decisión y lo hace desde bien abajo, no echamos de menos para nada la patada del diésel y, en cambio, podemos disfrutar de la suavidad de este motor de gasolina y de su mayor número de revoluciones cuando buscamos sensaciones más deportivas. Por cierto, tiene tres modos de conducción: ECO, Normal y Sport.

Hyundai i30 2017
Se agarra bien y balancea poco pese a ser un coche cómodo

El modo Normal es el más recomendable para todo uso. El ECO sinceramente lo usé para probarlo durante unos 40 kilómetros y nunca más lo volví a poner porque pierde muchísimo empuje y vas siempre con el coche demasiado muerto. Finalmente, el modo Sport aporta una respuesta más directa al acelerador y el cambio mantiene el motor más alto de vueltas para dar lo mejor de sí en cualquier momento. Es el modo más deportivo y el más gratificante, pero no tiene sentido usarlo constantemente porque eleva el consumo.

En ciudad se conduce con facilidad y a la hora de aparcar contamos con el comodín de los sensores de aparcamiento junto con la cámara de visión trasera. Eso sí, el consumo se sube por encima de los nueve litros y, si nos metemos en atascos, veremos saltar la fatídica barrera de los diez litros de media.

La opinión del probador

Hyundai i30 2017
El nuevo i30 con Mascoche.net
Me gusta, me gusta mucho el nuevo i30, me ha costado encontrarle puntos mejorables y, si te fijas, la mayoría no son importantes. Para mi gusto le cuesta un poco cambiar de dirección, preferiría más agilidad y algo menos de aplomo en carretera. El cambio no es tan rápido como el de otros rivales pero lo hace bien, no suele equivocarse casi nunca o cambiar antes o después de lo que querría. El mayor problema de este coche lo encuentro en este motor de gasolina, que cumple con nota, pero que tiene un consumo muy elevado, por lo que su venta quedará reducida a aquellos pocos que no quieren saber nada de un diésel y no les importa llenar el depósito con frecuencia.

La evolución de Hyundai desde su llegada a España al principio de la década de los noventa ha sido exponencial, tanto comercialmente como en la calidad de sus productos. La marca coreana aterrizó con una estrategia claramente basada en el precio, pero sus modelos han ido evolucionando, adaptándose a los…

Valoración:

Habitabilidad
Comodidad
Comportamiento
Consumo
Calidad/Precio

7.6 SOBRE 10

User Rating: 3.55 ( 1 votes)

FOTOS:Hyundai i30 2017

Ir a la galería completa (27 fotos)

Fotos estáticas realizadas en los estudios de Infova Automoción.

Competidores del Hyundai i30:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Mazda CX-3 gasolina 2.0l 120 CV

Probamos el Mazda CX-3 de gasolina, ¿un urbano o algo más?

Nos ponemos al volante del Mazda CX-3 con el motor de gasolina de 120 CV, tracción delantera y cambio manual. Un todocamino urbano que entra por los ojos pero, ¿sirve para un viaje en familia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *