Fiat Talento 2016

Ocho plazas y mucho maletero, ponemos a prueba la Fiat Talento 2016

Viajas acompañado frecuentemente de seis o más personas, tu hobby te exige una gran capacidad de carga, quieres mucho espacio para aprovechar y vivir dentro del coche… los motivos pueden ser variados, pero plantearse la compra de un vehículo mixto, una furgo, siempre responde a una necesidad, no es una compra pasional.

Hasta hace relativamente pocos años las furgonetas eran lentas, toscas, incómodas y espartanas, además consumían mucho más que un turismo. La evolución en este segmento en las últimas tres décadas ha sido mayor en este segmento que en el de los turismos y ahora sí son una solución sin sufrimiento para los que necesitan un vehículo de estas dimensiones.

Fiat Talento 2016

El motivo principal suele ser la necesidad de contar con muchas plazas y la Fiat Talento que hemos probado está orientada a esto. Tiene ocho cómodas plazas incomparables con las de un monovolumen y podría tener hasta nueve con el asiento doble delantero opcional. Ocho plazas con un maletero capaz de dar cabida al equipaje de sus ocho ocupantes, todo un sueño para cualquier monovolumen, con el que lo normal es recurrir a un cofre de techo o algún otro remedio para aumentar su capacidad de carga.

Fotos: Fiat Talento 2016

Ir a la galería completa (16 fotos)

Comodidad y mucho, mucho espacio

Al hablar del interior de un vehículo mixto realizar una comparación con un turismo carece de sentido. Sí, es más grande y habitable, pero también es más incómodo en el día a día que cualquier monovolumen, porque sus puertas son más grandes y pesadas, e incluso las traseras son de corredera y debes cerrarlas con fuerza. Esto no es algo exclusivo de la Talento, es lo normal en este tipo de vehículos, por eso se trata de una compra racional y no pasional.

El puesto de conducción es curioso, parece diseñado para conductores de baja estatura porque los pedales quedan muy cerca y la regulación en profundidad del volante podría ser mayor. De hecho, con mi 1,85 de estatura la forma de sentirme cómodo es subiendo la banqueta, así puedo conseguir la distancia óptima al volante sin encoger en exceso las piernas.

Fiat Talento 2016

El acompañante queda bastante alejado del conductor, pero el espacio que tiene para las piernas no es tampoco excesivo, algo que veremos que también sucede en las plazas traseras. No olvidemos que, aunque parezca muy grande, mide cinco metros justos y tiene un amplio maletero, por lo que se ha buscado un equilibrio en el espacio longitudinal.

La segunda fila de asientos se puede retrasar unos cinco centímetros, pero no es algo rápido ni ‘de quita y pon’, hay que taladrar el suelo de goma y cambiar la posición de los anclajes de los asientos a otros puntos ya establecidos. Y los asientos se desmontan para ampliar la capacidad de carga y aprovechar su gran volumen. La maniobra es rápida y fácil, pero necesitas ayuda para bajar y subir los asientos porque pesan mucho y son voluminosos. Yo lo he hecho sólo para poder enseñarte esta foto:

Fiat Talento 2016

Su diseño interior huele a Renault (este modelo proviene de la Renault Trafic, como también le sucede a la Opel Vivaro) y, si estamos familiarizados con la marca de rombo, pasaremos un buen rato jugando a reconocer elementos característicos de la marca francesa.

La evolución de las furgos ha llegado a un punto en el que no echamos en falta equipamiento respecto a un turismo, la Talento tiene control y limitador de velocidad, ordenador de a bordo, mando remoto para el equipo de sonido (con bluetooth y audio streaming), elevalunas eléctricos, cierre centralizado, climatizador, reposabrazos, etc. Lo curioso es que resulta un poco escasa en cuanto a huecos portaobjetos, a pesar de su gran habitáculo.

Fiat Talento 2016

Además de la prueba convencional, con la Talento hemos realizado un viaje de mil kilómetros ocupando sus ocho plazas y poniendo a prueba su enorme maletero. Este último resultó más que suficiente sin necesidad de superar la altura de la bandeja separadora (que en este modelo es rígida).

Mi compañera Sara Soria ha vivido esos mil kilómetros desde las plazas traseras, así que es mucho mejor que sea ella la que te cuente cómo son la segunda y tercera filas de asientos de la Fiat Talento.

Los pasajeros de la Fiat Talento, por Sara Soria

Lo más destacable es la anchura de sus asientos y en general de la furgoneta (1.956 mm de ancho), que permite una buena libertad de movimientos dentro del habitáculo y no te agobia en exceso el acompañante justo del asiento de al lado. Además, todas las plazas cuentan con reposabrazos.

Las ocho plazas que homologa ofrecen un espacio suficiente para las piernas de ocho adultos, pero no es excesivo. Si te quieres recostar un poco durante el viaje o cambiar de postura de vez en cuando –inevitable en un trayecto largo- dicho espacio se queda un poco justo en la posición estándar de los asientos de la segunda fila, que es la que da más o menos el mismo espacio a los pasajeros de ambas filas posteriores de asientos.

Fiat Talento 2016

Parte de culpa lo encontramos en un escalón entre el piso de la primera y segunda fila. No es un piso plano y, unido a la estructura de anclaje de los asientos delanteros al suelo, no facilita el apoyo de los pies y evita que podamos estirar las piernas. Por lo general en los turismos sí hay espacio debajo del asiento para situar los pies, algo que echamos de menos en esta Fiat Talento. Como vía de escape los pasajeros de esta segunda fila utilizamos el espacio entre los dos asientos delanteros para estirar las piernas, ya que por los laterales del lado de las puertas tampoco encontramos mucho hueco para acoplar un pie.

En la tercera fila de asientos no cuentan con ese espacio central que sí tienen los pasajeros de la segunda fila, pero a su favor el piso sí es totalmente plano. Los asientos son cómodos pero los cambios de postura se verán limitados, algo que puede hacer cansado e incómodo el viaje. Lo más recomendable es que estos tres últimos asientos los utilicen niños, aunque son perfectamente válidos para adultos.

Fiat Talento 2016

Ahora toca hablar de los cinturones de seguridad y no para decir algo bueno. Está situados muy altos y no cuentan con regulación en altura (los asientos delanteros sí). Dos personas con una altura de 1,74 y 1,79 metros hemos coincidido, se nos clava la cinta en el cuello. Te puedes imaginar que en el caso de los niños con más de 1,35 metros de altura –ya no es obligatorio el uso de silla infantil– el desajuste a la zona del hombro era total. Si vas a viajar con niños que ya no usan un sistema de retención infantil, en la Talento tendrás que usar un cojín elevador en función de su altura para que viajen cómodos y seguros, en caso contrario el cinturón no será tan efectivo en caso de sufrir un accidente.

Las tres filas de asientos cuentan con climatización, en el caso de la tercera la regulación es la misma que la de la segunda fila. El interior es muy sencillo y la calidad de los materiales es muy básica: tapicerías sin mucho que destacar y plásticos duros por todo el habitáculo. En cuanto a su capacidad de almacenaje interior destacar las bolsas amplias bajo los dos asientos delanteros y diversos huecos con espacio para una botella en los respaldos de los asientos de la segunda fila.

Fiat Talento 2016

En marcha la suspensión de la Fiat Talento filtra bien las irregularidades, pero en este tipo de vehículos siempre hay más movimiento de la carrocería (balanceos y cabeceos) que son los pasajeros de la segunda y tercera fila los que más los aprecian. Con algún cambio de rasante fuerte en la carretera se escuchó un ‘ayyyyy, qué cosquillas en el estómago’ desde la tercera fila, la fila de los niños.

En general el viaje ha sido agradable, con algunas incomodidades ‘soportables’. Me quedo con la diversión de viajar juntos dos familias gracias a sus ocho plazas. Eso lo perdona casi todo.

¿Un motor de 1.9 litros para una furgo de cinco metros?

Aunque parezca mentira, la Talento que hemos probado equipa un pequeño motor diésel de sólo 1.9 litros. Desarrolla 145 CV de potencia a 3.500 rpm y un par motor de 340 Nm a 1.500 vueltas. Se combina con una caja de cambios manual de seis relaciones que, como es habitual en las furgonetas modernas, tiene la palanca ubicada en el salpicadero.

Fiat Talento 2016

La tracción es delantera y homologa un consumo medio de 6,1 litros a los cien, que en nuestra prueba de consumo real ha llegado hasta los 7,2 litros de media y en el viaje a plena carga registró una media de 7,7 litros.

No tenemos cifras de aceleración ni velocidad máxima, pero puedo decirte que acelera y recupera sólo un poco más lento que un diésel de 115-120 CV. En cuanto a su velocidad máxima en carga no lo he probado, pero tuve ocasión de entrar en circuito con ella para buscar su velocidad punta y llegó a marcar 174 km/h al final de una recta que no era lo suficientemente larga como para que la Talento llegase a su máxima… En cualquier caso, corre de sobra y gasta poco.

Prueba dinámica de la Fiat Talento

Me gustan las furgos por su postura de conducción superelevada y por su enorme capacidad de carga, pero hay que reconocer que son más incómodas que un coche por grande que éste sea. En carretera no hay grandes diferencias, aunque la conducción con la furgo debe ser más relajada porque los movimientos de la carrocería son mayores.

Fiat Talento 2016

La Talento sorprende por el aplomo que demuestra en autovías y autopistas, no exige unas capacidades especiales para conducirla con seguridad, incluso cargada. Lo mismo ocurre en tramos de curvas, la única precaución es mantener la velocidad adecuada, que es algo inferior a la que podríamos llevar con un monovolumen.

Por prestaciones también me ha sorprendido y no sólo por el pequeño tamaño de su motor, sino porque responde con energía al acelerador incluso en modo ECO. Es más, te hace complicado mantener ritmos legales y me obligó a usar el control de velocidad para no acelerarme. La primera es un poco corta para favorecer las salidas desde parado a plena carga, pero no excesivamente corta como en otros modelos y la sexta permite rodar a buen ritmo aprovechando la entrega de par a bajo régimen de su propulsor.

Fiat Talento 2016

Como es lógico, donde más cuesta conducir este tipo de vehículos es en ciudad por su gran volumen. Es cuestión de acostumbrarse y tener cierta precaución, sobre todo debemos prestar mucha atención a la altura cuando vayamos a acceder a aparcamientos o sitios con altura restringida. Mide 1,97 de alto, que no es excesivo pero sí limita su acceso en muchos sitios.

A la hora de maniobrar es donde encontré la mayor carencia de la Talento, que debería contar con sensores de aparcamiento de serie en todas las versiones. Sé que no es así en estos vehículos que intentan ajustar al máximo en precio en sus versiones más básicas (orientadas a uso profesional), pero este sistema ahorraría muchos golpes de aparcamiento al propietario y a los vehículos que lo rodean si las marcas se decidiesen a incorporarlo de serie en toda la gama.

Grande, amplia, rápida y ahorradora, la Fiat Talento está a la altura de las furgos más famosas. No tiene el halo que rodea a las Volkswagen y Mercedes, pero en versiones equivalentes se encuentra a la altura de éstas con un precio más reducido.

Rivales de la Fiat Talento

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, su sueño era ser piloto o probador y acabó logrando el segundo de ellos. Probador de espíritu racing, disfruta de cada coche que conduce como si fuese el primero.

Mira también...

Goodyear Vector 4Seasons

Probamos los Goodyear Vector 4Seasons en todas las estaciones y condiciones

Probamos los neumáticos Goodyear 4Seasons, unos neumáticos cuatro estaciones que demuestran que ya es posible ir seguro durante todo el año sin necesidad de tener varios juegos de ruedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *