Mercedes-Benz GLC F-Cell

Mercedes-Benz GLC F-Cell, lo mejor del hidrógeno y la electricidad juntos

Está más o menos claro que el futuro de la automoción pasa por optimizar los sistemas de propulsión eléctrica y por pila de combustible o hidrógeno para sustituir a los combustibles fósiles convencionales. Ahora Mercedes-Benz une lo mejor de dos mundos con el Mercedes-Benz GLC F-Cell, un híbrido enchufable que combina la propulsión por hidrógeno y la eléctrica, una primicia hasta ahora.

Se ha presentado en el Salón de Frankfurt 2017 en calidad de unidad de preproducción, aunque la firma de la estrella no ha detallado los planes comerciales del mismo.

Mercedes-Benz GLC F-Cell

Estéticamente es muy parecido a un Mercedes-Benz GLC convencional, si bien cambia bastante en lo que hay bajo el capó. Allí cuenta con un conjunto híbrido enchufable que rinde 200 CV de potencia y 350 Nm de par máximo. La autonomía conjunta de ambos sistemas es de 437 kilómetros, siendo la 100% eléctrica de 49 kilómetros para rodar en ciudad.

FOTOS: Mercedes-Benz GLC F-Cell

Los tiempos de recarga son bastante atractivos, ya que la parte propulsada por hidrógeno solo se recarga en 3 minutos como un repostaje normal. La batería de 13,8 kWh de capacidad va instalada junto al resto del motor y se recarga al completo en una hora y media. Los dos tanques de fibra de carbono que alojan el hidrógeno en los bajos del coche permiten una carga de 4,4 kilos.

Mercedes-Benz GLC F-Cell

La firma de la estrella presume de haber conseguido una pila de combustible un 30% más compacta que en el Mercedes-Benz Clase B F-Cell, una virtud que permite alojar todo el conjunto dinámico dentro del capó. También redunda positivamente en el espacio interior del vehículo, un talón de Aquiles habitual para los híbridos enchufables.

En cuanto a la conducción en sí el Mercedes-Benz GLC F-Cell es versátil al ofrecer tres modos de conducción. Estos:

  • ‘Hybrid’: Ambas propulsiones se suman.
  • ‘Battery’: Uso 100% eléctrico.
  • ‘Charge’: Da prioridad a la recarga de las baterías a bordo.

Mercedes-Benz GLC F-Cell

Otro detalle importante es la suspensión neumática que equipará el modelo de serie. ¿Será la propulsión del futuro? Entra dentro de lo posible.

Vídeo Mercedes-Benz GLC F-Cell

También te puede interesar:

Sobre Sergio Cobo

Periodista, futbolero y mercenario de la prosa, su debilidad es la competición y así lo transmite en sus textos. Prestad atención a sus tremendos seguimientos de las carreras, remembers de videojuegos sobre coches y encuestas de actualidad. Es un sabueso de las noticias y el community-manager de Mascoche.net, el rey de Facebook y Twitter.

Mira también...

Lexus RX Sport 2018

Lexus RX Sport 2018, un SUV premium que quiere miradas

Diseño con detalles deportivos y más equipamiento es lo que aporta el Lexus RX Sport 2018 a la gama del todocamino premium japonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *