SEAT 850 y SEAT Ibiza

SEAT compara un SEAT 850 y un SEAT Ibiza de 2015, ¡cómo hemos cambiado!

Ya hemos visto todo lo que dio de si en su vida comercial el SEAT 850, evolución familiar del SEAT 600 que acaba de cumplir el 50 aniversario. Ahora SEAT nos propone un particular viaje en el tiempo al comparar al 850 en su versión básica de 1966 con un SEAT Ibiza (prueba SEAT Ibiza) de generación actual, que se estrenó en 2015.

Son 50 años entre uno y otro, lo que da para mejorar mucho la calidad del producto, aunque el encanto es otra historia.

SEAT 850 VS SEAT Ibiza
SEAT 850 VS SEAT Ibiza

Lo primero que llama la atención para aquellos que no conocen mucho a los coches clásicos es el hecho de que el maletero del 850 se escondía bajo el capó delantero. Eran 175 litros de capacidad que apenas daban para alojar dos maletas pequeñas, al estilo de los coches superdeportivos de hoy día. En el SEAT Ibiza el espacio del maletero en la trasera llega a los 430 litros, mucho más práctico.

Otra diferencia notable está en el espacio del habitáculo, ya que el Ibiza es 18 centímetros más largo que el 850, lo que en la práctica en el coche clásico te permite tocar desde el asiento del conductor con la mano la ventanilla del copiloto. Es algo que no se puede hacer en el Ibiza a menos que tengas la envergadura de Pau Gasol. Es un hecho que se traduce en más seguridad, ya que hay más margen para que el habitáculo recoge la fuerza del impacto en caso de colisión.

Maletero delante en el SEAT 850
Maletero delante en el SEAT 850

Qué decir de la dirección. Mientras en el SEAT 850 había que hacer pesas (exagerando) para girar el volante y había que dar más vueltas al mismo para cambiar de dirección, la dirección asistida del SEAT Ibiza hace la conducción mucho más sencilla y asequible a cualquier tipo de conductor. También hay una gran diferencia en el confort de los asientos, ya que los del 850 apenas recogían el 40% del cuerpo y no tenían reposacabezas y los del Ibiza recogen el 80%, con una forma que piensa en las lumbares y las cervicales.

Igualmente se ha mejorado mucho en el consumo, ya que de los más de 7 litros a los 100 km que consumía el motor de 843 cc y 37 del SEAT 850, se han pasado a los 3,6 litros a los 100 km (homologados) del Ibiza con un motor estándar 1.4 TDI de 90 CV de potencia. Lo dicho, quién ha visto y quién ve a SEAT, algo extensible al resto de fabricantes de coches.

FOTOS: SEAT 850 VS SEAT Ibiza

Sobre Sergio Cobo

Periodista, futbolero y mercenario de la prosa, su debilidad es la competición y así lo transmite en sus textos. Prestad atención a sus tremendos seguimientos de las carreras, remembers de videojuegos sobre coches y encuestas de actualidad. Es un sabueso de las noticias y el community-manager de Mascoche.net, el rey de Facebook y Twitter.

Mira también...

Shelby 260 Cobra CSX 2000 1962

A subasta un caramelo, el primer Shelby Cobra

Entre los varios Shelby Cobra que se van a subastar en Monterrey en agosto destaca el primera Shelby 260 Cobra que modificó Carrol Shelby.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *