¿Seguro a todo riesgo o a terceros?

Seguro a todo riesgo o a terceros, ¿cuándo compensan?

Una de las decisiones a tomar al comprar un coche nuevo o de segunda mano es la contratación de un seguro. Recuerda que es obligatorio si no quieres afrontar una posible multa de 1.500 euros por circular con un turismo no asegurado. Seguros de coche hay muchos, aunque normalmente el conductor suele reducir las opciones entre el seguro a todo riesgo o el seguro a terceros.

Te vamos a contar cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno y en qué casos es más adecuado uno u otro.

Seguro a terceros

El seguro a terceros también se llama de responsabilidad civil, debido a que solo cubre los daños de un tercero en caso de accidente. Es el seguro más básico y por tanto el más económico para tu turismo. El problema es que no cubre tus daños ni el de tu vehículo en caso de accidente. Tampoco cubre imprevistos como el robo, incendio o la asistencia en caso de avería en carretera.

¿Seguro a todo riesgo o a terceros?

Un detalle importante del seguro a terceros es que se puede complementar con coberturas adicionales como de robo o incendios con un sobrecoste que no llega al del seguro a todo riesgo. El seguro a terceros es por tanto el adecuado para turismos con poco valor de venta, en caso de que tengas un buen historial como conductor con pocos accidentes y golpes o si el vehículo va a hacer pocos kilómetros al año y por tanto está menos expuesto a verse implicado en un accidente.

Ventajas:

  • Es el seguro más barato.
  • Se puede personalizar con coberturas adicionales.

Inconvenientes:

  • Problemas en caso de accidente si eres el culpable o no puedes comprobar la culpabilidad del contrario.
  • No está preparado para imprevistos.

Seguro a todo riesgo

Como bien dice su nombre el seguro a todo riesgo cubre tanto los daños personales y materiales de terceros como los daños propios del asegurado, por lo que afrontar las consecuencias de un accidente es menos problemático al menos desde el punto de vista económico. Eso sí, tienes que tener en cuenta que hay seguros a todo riesgo que no recogen los daños personales del conductor, por lo que te tocará revisar la letra pequeña en caso de su contratación.

Coche nuevo

Los seguros a todo riesgo también incluyen coberturas de robo, incendios, lunas, pinchazos, asistencia en carretera… aunque no en todos casos por lo que también te tienes que cerciorar de ello. Obviamente este amplio paquete de coberturas sube mucho el precio de la póliza y es posible que no uses muchas de ellas, por lo que normalmente pagas más de lo que realmente necesitas.

Por tanto ante la naturaleza de este seguro es el más adecuado para coches nuevos o seminuevos que mantienen un valor de venta elevado, además de para turismos que hacen muchos kilómetros al año y por tanto están expuestos a más accidentes por probabilidad. Igualmente conductores poco hábiles que tienden a darse golpes con el coche (como con coches grandes en garajes pequeños) tienen en este seguro un aliado.

Ventajas:

  • Aporta seguridad por sus coberturas.
  • Mayor valor de venta del coche por ese seguro (si bien tendrás que informar del traspaso a la aseguradora para que lo apruebe)

Inconvenientes:

  • Es el seguro más caro.
  • Poca flexibilidad, por lo que no se usan muchas de las coberturas que estás pagando.

La tercera vía: seguro a terceros con franquicia

Si los detalles negativos del seguro a terceros y el seguro a todo riesgo no te convencen, una solución intermedia es el seguro a terceros con franquicia. En la práctica funciona como un seguro a terceros, si bien se contrata una franquicia que marca la frontera de lo que paga el asegurado en cada parte de accidente si es el culpable. Por ejemplo, si la franquicia es de 200 euros el asegurado pagará hasta esa cantidad en reparaciones en cada parte de accidente y si el montante de la factura del taller supera esa cantidad será la aseguradora la que se hará cargo de la diferencia. Si la reparación de un paragolpes dañado supone 300 euros, 200 euros los pagará el conductor y los 100 restantes la aseguradora.

Los seguros a terceros con franquicia son más económicos que los seguros a todo riesgo, lógicamente más baratos a medida que la franquicia contratada es más elevada. Todo es cuestión de echar números, teniendo en cuenta tu experiencia y habilidad como conductor, además de las características del vehículo a asegurar (antigüedad, tamaño, historia de averías…)

También te puede interesar:

Sobre Sergio Cobo

Periodista, futbolero y mercenario de la prosa, su debilidad es la competición y así lo transmite en sus textos. Prestad atención a sus tremendos seguimientos de las carreras, remembers de videojuegos sobre coches y encuestas de actualidad. Es un sabueso de las noticias y el community-manager de Mascoche.net, el rey de Facebook y Twitter.

Mira también...

Hyundai IONIQ Híbrido

Así es la tecnología del Hyundai IONIQ híbrido

Híbridos hay muchos, pero no todos recurren a las mismas soluciones. Te contamos cómo es el Hyundai IONIQ y por qué es de los más agradables de conducir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *