Se rompen los tópicos sexistas sobre la mujer conductora

“Mujer al volante, peligro constante”, “mi marido no para de gritarme cuando conduzco”, “las mujeres no saben aparcar” o “los hombres nunca escuchan…”. Son tópicos sexistas que no se corresponden con la realidad, según ha demostrado la Fundación Línea Directa con un estudio que acaba de publicar sobre los copilotos.

Mujer conductora y hombre copiloto, la pareja más segura
Mujer conductora y hombre copiloto, la pareja más segura

Y una de las conclusiones es que la mujer conduciendo y el hombre de copiloto forman la pareja más segura al volante. Esta combinación registra una accidentabilidad seis veces inferior a los coches con conductores y copilotos masculinos, lo que nos viene a decir que la mujer conduce mejor, entendiendo como mejor “llegar al destino sin incidencias, no a habilidad de conducción”, explica Francisco Valencia, el director de la Fundación Línea Directa.

El estudio, que analiza la figura del copiloto por primera vez en España, se llama “El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género”.

El copiloto ayuda en la conducción

El perfil del copiloto perfecto es un hombre entre 60 y 69 años que presenta una conducta activa en el coche, no distrae al conductor, está pendiente de la señalización y se preocupa por cumplir las normas.

Por el contrario el copiloto imperfecto suele ser un joven varón de entre 18 y 29 años, que no colabora en la conducción, no para de hablar y critica continuamente al conductor.

El estudio viene a decir que viajar acompañado en carretera reduce notablemente el riesgo de sufrir un accidente y da el dato de que la accidentabilidad en coche con copiloto es hasta un 35% inferior a la de los coches con un único ocupante.

Sorprende que haya medio millón de conductores que permite a su copiloto no ponerse el cinturón de seguridad o que 1,3 millones toleren que le enseñen el móvil mientras conducen. Del mismo modo, también hay copilotos que toleran en exceso conductas irresponsables al volante, como la velocidad inadecuada (46%), las distracciones (11%), la conducción brusca (7%), las discusiones con otros conductores (6%) o no respetar la distancia de seguridad (5%).

El copiloto se lleva la peor parte

El accidente más habitual cuando se lleva copiloto es el alcance trasero, seguido de la colisión fronto-lateral y la colisión en cadena. La mala noticia es que en caso de accidente el copiloto tiene un 37% más de probabilidad de sufrir lesiones graves y un 17% más riesgo de fallecer. Y esto es así por la reacción instintiva del conductor de protegerse a sí mismo ante un golpe inminente.

En caso de accidente el copiloto tiene un 37% más de probabilidad de sufrir lesiones graves y un 17% más riesgo de fallecer

Las lesiones más comunes se centran en fracturas faciales, torácicas y pélvicas, las lesiones intratorácicas, el traumatismo crano-encefálico y las fracturas vertebrales. La gravedad de estas lesiones es mayor si no se utiliza el cinturón de seguridad.

También te puede interesar:

Sobre Sara Soria

Informadora por instinto, reina de la escritura, perfeccionista y gran profesional del periodismo del motor que sorprende por su valentía a pesar de su aspecto de niña buena. Pone un toque femenino en la web, orden en la redacción y una visión más racional del mundo del automóvil. Jurado del Women's World Car Of The Year.

Mira también...

Accidente de tráfico nocturno

El número de muertos en carretera aumenta por primera vez en 13 años

Mala noticia para comenzar el año pero no pilla por sorpresa. Finalmente la DGT confirma lo que se venía venir: 2016 ha terminado con 15 accidentes en carretera más y con 29 fallecidos más que en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *