Conducción mindfulness

Conducción mindfulness o cómo disfrutar de un viaje más seguro

“Mi jefe no para de pedirme cosas”, “antes de llegar a casa tengo que hacer la compra” y así muchos más pensamientos y conversaciones imaginarias que saltan a tu mente cuando vas conduciendo. El resultado: perdemos la concentración en la carretera, conducimos distraídos y aumentamos el riesgo de sufrir un accidente.

Mucho oímos hablar de mindfulness o meditación. Y es que con el ritmo vertiginoso de la sociedad actual necesitamos encontrar métodos con los que encontrar el equilibrio mental y el bienestar. En definitiva, se trata de disfrutar de las acciones que realizamos en cada momento sin pensar en los resultados.

Conducción mindfulness
Disfrutar de un viaje sin pensar en el destino final. Parada en Urueña, villa de los libros, de camino a Avilés

¿Cómo podemos aplicar el mindfulness a la conducción?

Como periodista de motor, especializada en seguridad vial, observo día a día la agresividad que desprenden los conductores. El estrés diario, las prisas por llegar, los atascos… hacen salir al hombre de cromañón que llevamos dentro. No disfrutamos de la conducción y ésta se vuelve contra nosotros: la agresividad al volante sólo puede traernos malas consecuencias. ¿Hay una solución? El mindfulness nos puede ayudar a realizar una conducción concentrada, relajada y más segura.

Hace poco tuve ocasión de escuchar a Emilio de Villota, expiloto español de Fórmula 1, hablando sobre la poca solidaridad que hay entre los conductores españoles. “Hay que cambiar la actitud de supervivencia al volante por otra de amabilidad”, comentaba. Muchos conductores que se muestran empáticos en su vida cotidiana dejan de serlo cuando se ponen al volante y es entonces cuando se vuelven impacientes, agresivos, menos respetuosos y, en definitiva, menos solidarios con los demás.  De hecho, un 96,9% de conductores opina que una conducción más solidaria sería beneficioso para reducir la siniestralidad, según un estudio elaborado por el fabricante de neumáticos Continental.

Lexus IS 300h coche híbrido
El Lexus IS 300h es el compañero ideal para un viaje tranquilo y seguro gracias al bajo nivel sonoro de su sistema de propulsión híbrido

Mindfulness para una mayor concentración

Las técnicas de meditación clarifican la mente y una mente clara sirve para todo, también para la conducción porque ayudan a mantener la atención en lo que estás haciendo de forma continuada, sin perderla. ¿Qué pasa cuando te asaltan pensamientos mientras conduces? Dejas de prestar atención a lo que estás haciendo, a lo que te rodea… y te distraes con más frecuencia. Las técnicas de meditación ejercitan la mente para ayudarnos a mantener la atención focalizada en un acto y, por tanto, mejoran nuestra concentración.

Un tipo de meditación lo encontramos en la conducción deportiva. “El acto de concentración en los conductores deportivos que corren, por ejemplo, en Fórmula 1 o en rally, es máxima. Realmente, mientras conducen están practicando meditación. Serían incluso capaces de visualizar el circuito con los ojos cerrados”, nos explica Ramón Leonato, presidente de la Sociedad Española de Meditación-Fundación IFSU.

Sociedad Española de Meditación
El maestro especialista en mindfulness, Ramón Leonato, nos explica cómo podemos aplicar las técnicas de meditación para una conducción segura

Ramón ofrece todos sus conocimientos sobre mindfulness desde su ashram de La Peral, a pocos kilómetros de Avilés (Asturias). Y hasta allí me fui con un grupo muy variado de periodistas –yo era la única especializada en motor- para realizar mi primer curso intensivo sobre técnicas de meditación y poderlo aplicar para el día a día, pero, sobre todo, para una conducción más segura.

La #meditación mejora la concentración y seguridad al volante. Te contamos cómo. #mindfulness Click to Tweet
Lexus IS 300h coche híbrido
El Lexus IS 300h es una berlina híbrida, muy cómoda, espaciosa y ecológica

Es viernes, y después de una semana intensa de trabajo y quehaceres, toca ponerse al volante y afrontar cerca de seis horas de trayecto de Madrid hasta La Peral. No lo hago en un coche cualquiera. ¿Qué mejor que un coche híbrido para ir metiéndome en ambiente y realizar una conducción más relajada? No te extrañe, pero está comprobado que un vehículo híbrido –combina motor eléctrico y motor de combustión- te incita a realizar una conducción más ecológica, porque buscas reducir consumos, y esto se traduce en una conducción más tranquila. Algo a lo que también ayuda la suavidad de marcha y el bajo nivel sonoro que llega del motor. El coche elegido es un Lexus IS 300h, una berlina con cambio automático, muy cómoda y con una potencia de 223 CV. Ideal para disfrutar de un viaje seguro, eso sí, siempre respetando las normas y con la máxima concentración en la carretera.

Prueba de contacto Lexus IS 300h

¿Qué técnica de meditación es adecuada para conducir?

Cuando vamos conduciendo y no paran de asaltarnos pensamientos sobre lo que nos ha ocurrido durante el día o lo que nos espera, es momento de aplicar alguna técnica de meditación para retomar el control de la conducción. Porque si la atención se nos va demasiado a los pensamientos, lo más fácil es que perdamos la concentración y acabemos distrayéndonos.

Viajes por autopistas. Monotonía en la conducción
En un viaje por autopista o autovía es fácil perder la concentración debido a la monotonía de la conducción y del paisaje. Un buen momento para practicar mindfulness

Ramón Leonato nos cuenta que la más fácil y recomendada cuando estamos al volante es llevar la atención a la respiración:

“Sentir cómo entra y sale el aire por las fosas nasales, porque de esta manera conseguimos mantener la atención en el aquí y en el ahora, es decir, en que estás conduciendo, en el volante, en las marchas, en el entorno…”.

“También se puede utilizar como técnica la repetición mental de un mantra. Suelta el pensamiento y céntrate en repetir el mantra –se recomienda el mantra de iniciación ‘gururaj ananda’- y así empezarás a disfrutar de la conducción, más allá de una acción rutinaria y automática. Ese bienestar al volante te ayudará a que el viaje sea más seguro”, explica este maestro de la meditación.

Y no le falta razón. Analiza las veces que coges el coche y vas de un sitio a otro sin ser consciente del camino que estás recorriendo. “¡Uy, si yo quería ir al supermercado y me acabo de dar cuenta que estoy en la puerta de mi casa!”. Lamentablemente, es una situación bastante frecuente y esto nos pasa porque, en lugar de ir atentos a la conducción, estamos centrados en esos pensamientos que nos asaltan y que son los que debemos evitar con la ayuda de estas técnicas de mindfulness o meditación.

Lexus IS 300h
Hay que disfrutar de cada momento de la conducción y cuando sintamos cansancio o somnolencia, un descanso y a continuar disfrutando del viaje.

¿La música puede distraernos de la conducción?

La conducción es una acción bastante automática. No hace falta pensar en cómo vas a conducir porque ya conduces, sólo necesitas pensarlo cuando estás aprendiendo en la autoescuela, pero una vez que aprendes, lo de pisar el embrague, el freno, el acelerador, cambiar de marcha… te sale solo, el cuerpo lo ha integrado de manera automática. Además, hay que tener en cuenta la cantidad de sistemas de asistencia a la conducción que incluyen los coches de hoy en día, lo que añade más automatismo a la conducción.

Cuando lleguen los primeros coches totalmente automatizados en 2020, los atascos dejarán de ser aburridos. Todo sobre la conducción automatizada.

Lo que quiero venir a decir es que, aunque la conducción requiere de toda nuestra atención, no excluye que podamos ir escuchando música, un programa de radio o manteniendo una conversación ligera –nada de discusiones- con nuestros compañeros de viaje. En nuestras manos está saber valorar cuándo tenemos que desconectar la radio o pedirle al resto de ocupantes que se mantengan en silencio en momentos determinados donde la concentración debe ser mayor: al circular en zona urbana, ante la llegada de un cruce, en una incorporación a una autopista, cuando circulas por un lugar desconocido, etc, etc. En el caso de un piloto de competición, ni pasa por su mente hacer una carrera escuchando música, aunque conozca el circuito como la palma de su mano.

De ruta por los alrededores de Avilés, en Asturias, al volante del Lexus IS 300h

LexusIS 300h
De ruta por los alrededores de Avilés, en Asturias, al volante del Lexus IS 300h

“Me encanta conducir, disfruto especialmente cuando voy solo y puedo estar callado, con todos los sentidos puestos en la tarea de conducir. Es como una danza: anticiparme a los otros, trazar las curvas sin pisar la línea, frenar sin que se note inercia alguna… hacerse uno con la máquina que llevas y que te lleva. Antes corría mucho, ahora solo busco la perfección del gesto y llegar con la mayor elegancia y seguridad”, me cuenta Antonio, conductor desde hace 32 años y a quien las técnicas de meditación le han hecho dar un giro en su modo de conducir.

Te reto a que la próxima vez que te pongas al volante, cuentes las veces que te distraes con pensamientos que no tienen nada que ver con el acto de conducir. Cuando regreses al aquí y al ahora, observa el velocímetro ¿estás conduciendo más rápido de lo debido? Posiblemente así sea y es que una de las consecuencias de perder el control pleno de la conducción es que los músculos se relajan y el pie que tienes sobre el acelerador acaba descendiendo sin que te des cuenta.

Una de las consecuencias de perder el control pleno de la conducción es que los músculos se relajan y el pie que tienes sobre el acelerador acaba descendiendo sin que te des cuenta.
Ramón Leonato Sociedad Española de Meditación
Ramón Leonato junto al Lexus IS 300h en su ashram de La Peral, en Avilés

Recuerda siempre esta frase: “Cuando conduzco, conduzco.” Deja las preocupaciones y planes para otro momento. Si no eres capaz de centrar tu atención en la tarea de conducir, es momento de pasar a la acción. Está demostrado, entre otros beneficios, que el mindfulness te ayuda a disfrutar de una conducción más segura.

Ha sido un fin de semana intenso en el ashram de La Peral donde Ramón nos ha hecho reflexionar sobre lo mucho que tenemos que disfrutar de cada momento y lo poco que solemos hacerlo. Ahora es el momento de ponerme de nuevo al volante del Lexus IS300h. Nada de planes, ni de problemas, ni de tareas por hacer…. Es momento de conducir, de disfrutar de cada curva, de cada maniobra… sin prisas, sin estrés. El resultado llegará sólo. Mi familia me espera.

Pruebas de coches híbridos

También te puede interesar:

Sobre Sara Soria

Informadora por instinto, reina de la escritura, perfeccionista y gran profesional del periodismo del motor que sorprende por su valentía a pesar de su aspecto de niña buena. Pone un toque femenino en la web, orden en la redacción y una visión más racional del mundo del automóvil. Jurado del Women's World Car Of The Year.

Mira también...

Más de 200 personas, entre ellas 68 niños, participaron en el Desierto de los NIños 2017

Los todocaminos de Hyundai llevan sonrisas a los niños del desierto

Un año más familias con niños reparten solidaridad por Marruecos gracias a la iniciativa 'El Desierto de los Niños'. Varios modelos todocaminos de Hyundai encabezaron la caravana durante una semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *