Los atascos dejarán de ser aburridos en 2016

Los conductores nos convertiremos en pasajeros cuando así lo decidamos, pero para eso habrá que esperar al año 2020 cuando lleguen los primeros coches totalmente automatizados. ¿Es un sueño o una realidad? La responsable en Europa del proyecto de conducción automatizada de Bosch nos cuenta los detalles de la conducción automatizada.

Belén Aranda probando uno de los coches automatizados de Bosch
Belén Aranda probando uno de los coches automatizados de Bosch

Se llama Belén Aranda y es española aunque vive en Alemania porque desde 2012 es la máxima responsable del proyecto de conducción automatizada de Bosch. Hace unos días estuvo en Madrid para explicarnos en qué situación está ahora el coche autónomo y cuáles son los objetivos futuros. Y tras su charla podemos decir que el ‘coche fantástico’ es una realidad. Desde principios de 2013 los ingenieros de Bosch están conduciendo vehículos altamente automatizados por las carreteras públicas de Alemania (A81 y US i280) con más de 10.000 kilómetros de pruebas a sus espaldas.

Estos coches (un BMW Serie 3 Touring y dos Tesla Model S) conducen por sí solos a través del tráfico abierto acelerando, frenando y realizando adelantamientos. En función de la situación del tráfico, son capaces de decidir si activan los intermitentes o cambian de carril.

El coche será nuestro chófer en 2020

La conducción automatizada está llegando al mercado de forma gradual, “para poder desarrollar todas las tecnologías y también para que la gente se vaya acostumbrando y adquiera confianza para comprar”, explica Belén. Ésta culminará en 2025 con una conducción alta y completamente automatizada aunque ya en 2020 podremos conducir sin manos y sin ojos gracias al piloto automático para autopistas. En la conducción altamente automatizada el vehículo asume temporalmente toda la responsabilidad de las tareas de la conducción. “El coche se convierte en el chófer y el conductor en el pasajero”, dice Belén.

En 2020 Bosch estrenará el piloto automático para autopistas, explica Belén Aranda.
En 2020 Bosch estrenará el piloto automático para autopistas, explica Belén Aranda.

Pero, ¿serán coches técnicamente fiables, no fallarán en el momento menos oportuno…? Son preguntas que seguro te estás planteando ahora mismo. Bosch lo tiene en mente y cuenta con una importante ventaja y es que es una de las pocas empresas que conoce en profundidad todos los sistemas del vehículo que afectan a la conducción automatizada: su sistema de propulsión, frenos, dirección, instrumentos de visualización, navegación, sensores y conectividad dentro y fuera del vehículo. Unos 2.000 ingenieros trabajan en este campo, 700 más que hace dos años.

Concretamente trabajan en la puesta a punto de sus sistemas de asistencia al conductor, la base para la conducción automatizada. Las ventas de estos sistemas de asistencia a la conducción están aumentando a un ritmo del 33% cada año y la empresa prevé que en 2016 superen por primera vez los mil millones de euros. Estas cifras nos indican que están en pleno apogeo. Hoy en día ayudan a los conductores a cambiar de carril, a permanecer dentro del carril y a frenar cuando se encuentran ante un obstáculo. Este año, como novedad destacada, Bosch ha introducido un único sensor mediante una cámara de vídeo estéreo en el frenado automático de emergencia de peatones. Algo clave para la seguridad tal y como se publica en un reciente estudio de Bosch y el RACC: la frenada automática de emergencia podría evitar más de 270 muertes al año en accidentes de tráfico en España.

En 2016 la previsión del fabricante de tecnologías es lanzar el piloto automático para atascos, una evolución del asistente de atascos que ha presentado en 2015 (permitirá conducir sin manos hasta un límite de 12 km/h). Además de prevenir colisiones, nos permitirá una conducción más relajada y segura y, sobre todo, aprovechar para leer el periódico, enviar emails o hablar por teléfono.

Los retos para 2016

A medida que se introducen nuevos sistemas de asistencia al conductor, se va avanzando hacia el coche autónomo. ¿Y en este 2016 cuáles serán sus objetivos?, preguntamos a Belén Aranda. “Trabajaremos en la verificación de los productos para que sean más fiables y en la nueva relación de comunicación entre el coche y el conductor. También avanzaremos en el asistente de crucero integrado que llegará en 2017″. “Los sistemas relacionados con la conducción en autopista y con el aparcamiento son los más sencillos, por lo que serán los primeros que saldrán”, concluye.

Los sistemas de asistencia a la conducción son la base para la conducción autónoma
Los sistemas de asistencia a la conducción son la base para la conducción autónoma

También explica que el proyecto del coche autónomo de Google no les preocupa especialmente, aunque tampoco lo conocen en detalle. Según explica, el objetivo de Google es estudiar cómo un usuario puede utilizar sus servicios cuando éste se encuentra dentro del coche (de hecho la dirección asistida y los radares que utiliza el coche de Google los suministra Bosch).

Los obstáculos de una ley anticuada

La tecnología se está desarrollando y Bosch avanza a buen paso pero de poco servirá si la legislación no cambia y hoy por hoy no se permite conducir sin manos y sin ojos. “La legislación debe de seguir el ritmo de lo que es técnicamente posible”, asegura Aranda. Pero el hecho es que la Convención de Viene sobre la circulación vial de 1968 dictamina que los conductores deben mantener el control de su vehículo en todo momento. La buena noticia es que hay señales de cambio y una de esas señales nos llega directamente desde España donde hace apenas un mes el primer coche sin conductor viajó de Vigo a Madrid gracias a una nueva ley que ha aprobado la Dirección General de Tráfico.

Pero también hay movimiento en otros países y una posibilidad sería permitir la conducción automatizada siempre que el conductor sea capaz de anularla o desactivarla. El debate sobre cómo revisar los reglamentos que permitan esta excepción ya está sobre la mesa.

De Vigo a Madrid sin conductor
De Vigo a Madrid sin conductor

Pero también la conducción automatizada encuentra obstáculos en las homologaciones de vehículos. El reglamento R.79 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) sólo permite la intervención automática en la dirección hasta un límite de 10 km/h. Hasta ahora, sólo ha habido tímidos intentos por cambiar esta normativa aunque un grupo informal de trabajo de este organismo está trabajando sobre ello.

Queda también por resolver la validación de los tests realizados, ya que con los métodos actuales, sería necesario completar varios millones de kilómetros recorridos antes de que pudiera entrar en fase de producción. Bosch lo está tratando de resolver utilizando la simulación.

Y todo esto de la conducción automatizada ¿con qué objetivo? Lo que busca, ante todo, es que el tráfico por carretera sea más seguro. “En sistuaciones críticas de conducción, una ayuda adecuada puede salvar vidas”. Bosch estima que el aumento de la automatización podría reducir los accidentes hasta en una tercera parte. Y con eso nos quedamos.

1.300 metros de cable para modificar un coche

Y para terminar no te pierdas este vídeo en el que Bosch explica que para modificar los coches de prueba, concretamente los Tesla S eléctricos, han invertido 1.400 horas de trabajo en instalar 50 nuevos componentes y han utilizado 1.300 metros de cable nuevo.

También te puede interesar:

Sobre Sara Soria

Informadora por instinto, reina de la escritura, perfeccionista y gran profesional del periodismo del motor que sorprende por su valentía a pesar de su aspecto de niña buena. Pone un toque femenino en la web, orden en la redacción y una visión más racional del mundo del automóvil. Jurado del Women's World Car Of The Year.

Mira también...

Mantenimiento Bosch 2017

Campaña de mantenimiento Bosch 2017, perfecta para el verano

La división de Bosch Automotive Aftermarket ofrece a los talleres filtros; discos y pastillas de freno; kits de distribución y baterías a cambio de artículos para la playa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *