Coches de sustitución: ¿Quién paga la reparación si el cliente tiene un accidente?

No es obligación del concesionario o del taller disponer de coches de sustitución o de cortesía cuando un cliente compra un coche o lleva el suyo a reparar. Aun así, la mayoría ofrece este servicio. Pero, ¿quién paga la reparación si el cliente sufre un accidente con un coche de sustitución?

Lo habitual es que los coches de sustitución tengan seguro a todo riesgo
Lo habitual es que los coches de sustitución tengan seguro a todo riesgo

La mayoría de concesionarios o talleres facilitan un vehículo de sustitución o de cortesía a un cliente en caso de que éste lo necesite. Este servicio no es obligatorio para vendedores y reparadores, pero cada vez es más habitual que lo oferten como valor añadido. Es importante que quede claro que los concesionarios y talleres lo hacen por iniciativa propia con una duración equivalente al tiempo que transcurrirá hasta la entrega del coche definitivo o hasta que su vehículo esté reparado. Además, la entrega está sujeta a una serie de claúsulas. La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) nos da las claves sobre los vehículos de sustitución o de cortesía:

  • Firma de un contrato: en el momento de la entrega del vehículo de cortesía o sustitución se firma un contrato en el cual quedan registrados los derechos y obligaciones entre las dos partes, el uso que se le va a dar al coche y el estado en el que debe entregarse.
  • Seguro del coche: los coches de cortesía o sustitución suelen contar con una póliza a todo riesgo, pero también puede llevar aparejada una cobertura menor. En este caso el usuario tendrá que hacer frente a los gastos ya sea por un mal uso o por un accidente. Es muy importante que el concesionario o el taller informen correctamente al usuario sobre la cobertura de la póliza y acreditar con la firma del cliente que éste ha recibido la información sobre las coberturas y las exclusiones de dicho seguro.
  • Multas: aunque sea un coche prestado, un coche de sustitución o de cortesía no queda al margen de la ley por lo que el conductor está obligado a hacer un uso responsable del coche y a cumplir con todas las normas de tráfico. En caso de ser multado será el propio usuario el responsable y tendrá que hacer frente al pago de la sanción.

También te puede interesar:

Sobre Sara Soria

Informadora por instinto, reina de la escritura, perfeccionista y gran profesional del periodismo del motor que sorprende por su valentía a pesar de su aspecto de niña buena. Pone un toque femenino en la web, orden en la redacción y una visión más racional del mundo del automóvil. Jurado del Women's World Car Of The Year.

Mira también...

Citroën C3

Conoce todo sobre el nuevo Citroën C3 sin necesidad de ir al concesionario

A través de un concesionario virtual, un experto de Citroën te explicará de forma personalizada todos los detalles del nuevo Citroën C3. ¡Sin salir de casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *